Cómo conseguir un cabello grueso y de aspecto saludable

¿Estás cansada de lucir un cabello flácido y sin vida? ¡Haz algo al respecto! Siguiendo algunos consejos y trucos estarás en el camino adecuado para conseguir un cabello más grueso, con más cuerpo y con un aspecto más saludable. A continuación te revelamos seis maneras sencillas de potenciar el volumen de tu cabello y conseguir un aspecto más saludable.


1. Manipula el cabello húmedo con suavidad

¿Sabías que puedes arruinar tu sueño de tener un cabello saludable tan pronto como sales de la ducha? Cuando el cabello está mojado es muy vulnerable, por eso es indispensable que lo trates con mucha delicadeza mientras se seca. Si lo frotas o tironeas vigorosamente puedes causar el quiebre, resultando en un aspecto sin cuerpo y menos brillante. En vez de frotarte con una toalla tradicional, invierte en una toalla de microfibra (o puedes usar una vieja camiseta de algodón, limpia, claro) para escurrir el exceso de agua en vez de frotarte el cabello. Es más, si después de la ducha tu cabello está lleno de nudos, prueba a cepillarlo antes de lavarlo. Cepillar el cabello mojado es otra de las principales causas del quiebre, y otro paso de tu rutina donde debes tener cuidado y usar los utensilios adecuados. Si necesitas desenredar el cabello mojado, usa un peine de dientes anchos o un cepillo especial para cabello mojado, comenzando desde las puntas y subiendo poco a poco y con delicadeza.


2. Usa los productos adecuados de la manera correcta

Es importante que cuando estés en la ducha tengas a mano un shampoo y acondicionador que te ayuden a conseguir un cabello con cuerpo. Busca productos identificados como volumizadores en la etiqueta, ya que siempre debes elegir productos destinados a conseguir el resultado que deseas. Cuando tu cabello esté listo para peinarlo, aplica un mousse volumizador, un spray para levantar las raíces, o el producto volumizador que prefieras. Pero limítate a uno. Si aplicas demasiados productos uno encima de otro podrías hacer que tu cabello se vuelva pesado y causar una acumulación que le daría un aspecto apagado.


3. Péinalo en bajo

Someter a tu cabello al ajuste más caliente y rápido de tu secador no te dará el súper volumen que buscas. No te equivoques. Cuando usas el ajuste más alto de tu secador no solo puedes causar daños innecesarios a tu cabello (el cabello sano y las temperaturas extremas no son amigos), sino que también puedes hacer que pierda cualquier volumen. Mejor selecciona el ajuste menos caliente y más lento de tu secador y seca tu cabello con los dedos en vez de un cepillo hasta que tus mechones estén 80 % secos, y después usa un cepillo redondo grande de cerdas naturales para levantar tu cabello desde la raíz.


4. Prográmate para mimarte

Una vez a la semana, o dos según tu tipo de cabello, incluye en tu agenda una pausa para mimarte y aplica una mascarilla capilar de acondicionamiento profundo. Un cabello hidratado es un cabello de aspecto sano, y las mascarillas son geniales para restaurar la hidratación. Durante tu rutina habitual utiliza un acondicionador volumizador, evitando las raíces y enfocándote en los medios y las puntas. Esto te permitirá evitar el riesgo de causar el efecto pesado que arruinaría tu estilo.


5. No dependas del shampoo seco

Si bien un toque de shampoo seco puede ser la salvación entre lavados cuando no tienes tiempo, nada puede remplazar a un auténtico lavado. La manera correcta de usar el shampoo seco es recurrir a él solamente para conseguir un frescor rápido, y nunca por más de dos días seguidos. Su uso excesivo puede causar una acumulación de producto en el cuero cabelludo y en el cabello, dejándolo apagado y sin vida. Para un cabello saludable y con cuerpo, es imprescindible lavar y acondicionar el cabello regularmente, sin abusar de una solución rápida.


6. Deberías pensar en un corte

¿Luces el mismo corte de cabello desde la secundaria? Probablemente sea el momento de cambiar. Algunos cortes le dan más cuerpo a tu cabello, como el lob, los distintos tipos de bob, y los cortes más largos sin demasiadas capas. Recuerda también que es importante recortarlo regularmente, ya que las puntas abiertas se puede extender hacia arriba, causando el quiebre y haciendo que tu cabello luzca más fino.


Productos relacionados