Satisfacemos tus necesidades de reparación y fortalecimiento

Mejora la apariencia del cabello dañado y ayuda a fortalecer las fibras en cada peinado con nuestros productos redensificantes y consejos de expertos.

El ABC de reparar y fortalecer

La reparación comienza con el cuidado

El exceso de lavados, coloraciones y utensilios térmicos contribuye a las puntas abiertas y el quiebre. Prueba a cambiar tu rutina: Lávalo menos, acondiciónalo más, seca el cabello al aire siempre que puedas y ajusta al mínimo la temperatura de los utensilios térmicos para ayudar al cabello a lucir más fuerte y redensificado.

Fortalece con hidratación

El cabello seco es vulnerable a los daños, pero la humectación fortifica la cutícula y lo hace más flexible, lo que reduce la tendencia al frizz, puntas abiertas o quiebre al secar, desenredar o peinar.

Unta tu cabello con manteca

Busca fórmulas pensadas para redensificar el cabello dañado. Los shampoos, acondicionadores y tratamientos enriquecidos con extractos de ingredientes como manteca de karité, aceite de argán y miel ayudan a restaurar la hidratación del cabello.

Enmascara los daños

Haz tus tareas contra los daños con tratamientos de mascarillas de acondicionamiento profundo que fortifican las fibras vulnerables y restauran la salud del cabello.

Peina mientras cuidas

Aplica protectores térmicos antes del secado con secador o planchado, y fija los peinados con sprays, geles o ceras que contengan ingredientes fortalecedores o protectores.

Encuentra los tratamientos reparadores y fortalecedores idóneos

Encuentra el cuidado capilar reparador y fortalecedor idóneo