TOCA UN RETOQUE

Para una aplicación en todo el cabello, luces o canas, aprende a cubrir las raíces como un profesional con nuestras soluciones de coloración temporal o permanente.

SOLUCIONES TEMPORALES

La solución más rápida para ocultar las canas temporalmente.

EXPRESS RETOUCH

Garnier Express Retouch es un corrector de raíces cómodo de aplicar, perfecto para aplicar entre coloraciones. Con 4 colores posibles, cubre fácilmente las canas de las raíces, sienes o donde sea que aparezcan. Se ha concebido para un uso puntual con más confort, control y resistencia a la transferencia: lávalo y vuelve a aplicarlo cuando sea necesario.

Express Retouch - Temporary Root Touch-up

SOLUCIONES PERMANENTES

¡El corrector fácil y duradero para retocarte las raíces en casa!

Qué usar

Hair Color Needs Root Touch-Up Content Bloc Permanent Color

Simplemente aplica tu coloración permanente favorita de Garnier: Nutrisse, Olia o Color Sensation. Empieza aplicándote el color tan solo en las raíces, déjalo actuar por el tiempo indicado en la hoja de instrucciones, y extiéndelo por todo el cabello para fusionar el color y renovar tu look.

CUÁNDO RETOCAR

Aunque cada cabello crece de forma distinta, te ofrecemos algunas reglas generales que debes tener en cuenta para los retoques. Además, antes de los retoques, no olvides seguir las instrucciones del envase.

Para coloración en todo el cabello

Retócate las raíces cada 3-6 semanas.

Hair Needs Content Bloc all over hair color
Hair Needs Content Bloc Highlights

Para luces

Retócate las raíces en cualquier lugar y momento entre 4-12 semanas, en función del look deseado.

CONSEJOS PARA RETOCAR LAS RAÍCES

4_3_02c_article03_v1

Usa el mismo tono que la última vez

Cubre las raíces de nuevo crecimiento con el tono de tu coloración.

Evita las manchas en la piel con vaselina

Antes de aplicar el color, resigue la línea de nacimiento del cabello y las orejas con el gel transparente.

4_3_02a_article01_v1
Root Touch-Up Content Bloc Prep Chopstick

Prepara tus palillos

Usa un palillo para separar de forma sencilla el cabello en nítidas secciones antes de colorear.