Satisfacemos las necesidades de tu piel grasa

¿Te pasas el día secándote el exceso de grasa del rostro o tratando de controlar el factor de grasa de tu piel? Combate los poros obstruidos (y los puntos negros que los acompañan) con la mezcla perfecta de productos y consejos de expertos.

Consejos para piel grasa

No confundas grasa con hidratación

Puedes tener la tentación de omitir el hidratante porque la piel ya está grasa, pero no es lo mismo grasa que hidratada. En realidad, la deshidratación puede favorecer la producción de grasa por parte de las glándulas cutáneas. ¿La solución? Aplica un hidratante sin aceite y no comedogénico que retenga la humedad esencial de la piel sin obstruir los poros (simplemente sé más bien parca en las zonas más grasas del rostro).

Resiste el impulso de una limpieza facial excesiva

Aunque puedes ser propensa a intentar acabar con la grasa de tu piel usando limpiadores resecantes o frotando con fuerza, esto solo desencadena más producción de grasa como mecanismo de defensa. Por el contrario, busca un limpiador suave o desmaquillante con ácido salicílico o glicólico que puede descomponer la grasa para eliminar la suciedad y la acumulación diaria.

Mantén limpias las toallas faciales y brochas de maquillaje

Todo lo que usas en tu rostro a diario acumula suciedad y bacterias que pueden obstruir los poros y dar lugar a irritación y erupciones. Limpia los cepillos y borlas de maquillaje con un limpiador suave como agua micelar limpiadora o una solución antibacteriana, y cambia las toallas de la cara con frecuencia.

Crea tu rutina para piel grasa

Limpiadores y desmaquillantes

Elige soluciones matificantes que purifican los poros sin agredir la humectación esencial de la piel. Los limpiadores faciales infusionados con carbón o las toallitas que no es necesario enjuagar ni frotar son ideales para eliminar el exceso de grasa con eficacia y suavidad.

Hidratantes de día

Aplica diariamente una crema en gel hidratante sin aceite y con SPF para retener la humedad esencial y proteger de los daños solares mientras controlas la aparición del exceso de grasa.

Hidratantes de noche

Por más grasa que sea tu piel, todas las pieles pierden hidratación durante la noche. Compensa la pérdida durmiendo con un hidratante ligero.

Tratamientos para contorno de ojos

Las bolsas y ojeras son signos de fatiga y deshidratación. Resguárdate de las ojeras y bolsas de debajo de los ojos con un tratamiento para contorno de ojos de noche para retener la humedad.