Coloración: lo que hay que hacer y lo que no

Aunque por lo general las instrucciones de los tintes son bastante sencillas, ten en cuenta una serie de aspectos que pueden ayudarte a que el proceso sea cómodo y exitoso. Aunque no tienes que ser un profesional o acudir a un colorista profesional para unos resultados asombrosos, es sensato leer un poco de lo que hay que hacer y lo que no para ahorrar dinero, proteger tu cabello y ayudarte a lucir increíble.


QUÉ NO HACER: No tener en cuenta el punto inicial del color natural del cabello

Observar las imágenes de antes y después en el lateral del kit puede ayudarte a tener una guía visual de cómo alterará tu tono natural el tinte. Es importante tener presente que el cabello más claro suele producir resultados más visibles. Como en el proceso de aclarado puede intervenir el peróxido, es potencialmente más dañino para el cabello. Sea cuál sea la dirección que elijas, sigue un plan de cuidado del cabello para después del tratamiento que mantenga tu tono intacto y ayude a prevenir los daños.


De acuerdo con Patricia Slattery, vicepresidenta adjunta de formación y pruebas de coloración de L'Oreal, si ya tienes el cabello coloreado, ten en cuenta que la mayoría de los tintes no pueden aclarar con eficacia un cabello coloreado anteriormente. El tinte que ya tengas aplicado tendrá más impacto en el resultado final que el color natural del cabello. El motivo es que el color no puede aclarar el color. Esto significa que siempre puedes oscurecer el último tono aplicado, pero no a la inversa. El tinte del cabello no aclara el cabello coloreado anteriormente.


QUÉ HACER: Tener en cuenta tu tono de piel

Hay tantos tonos hermosos en el expositor que es difícil elegir. Si estás dudando entre varias opciones, pensar en tu tono de piel puede darte una orientación del tono que más te favorece. Los matices ceniza y borgoña están más indicados para las mujeres con tonos de piel más fríos, mientras que los matices dorados, cobrizos, castaños y caoba son buenas opciones para las mujeres con tonos de piel más cálidos.


QUÉ NO HACER: Teñir el cabello tratado químicamente con anterioridad

Si te has sometido a un tratamiento de desrizado, decoloración o luces, consulta las recomendaciones de uso en el lateral del envase. Encontrarás avisos de seguridad acerca del tiempo de espera de la coloración y la compatibilidad de tonos.


Si te has coloreado con henna, tu cabello no es compatible para la aplicación de tintes.


QUÉ HACER: Seguir las instrucciones

¡Sí, es lo que aprendiste en tus primeros años de vida, y sigue siendo importante! Leer y seguir las instrucciones suministradas con el tinte te asegurará un resultado óptimo. Esto incluye llevar a cabo un test de alergia en la piel, o test localizado, al menos 48 horas antes de colorear el cabello. Para colorear el cabello, mezcla todos los ingredientes necesarios y deja actuar el tinte por el tiempo indicado en el envase, ni más ni menos. El tinte también te dirá en qué tonos naturales y tipos de cabello funciona mejor para que puedas tomar una decisión informada.


1. Referencia: https://www.aad.org/public/skin-hair-nails/hair-care/coloring-and-perming-tips

Productos relacionados