FRUTA REFRESCANTE

Apreciada por su contenido de agua, la sandía se cultiva desde hace siglos y existe en variedades dulces, amargas insípidas.

MÁS QUE AGUA

Si bien la sandía contiene vitaminas clave como la vitamina C, su estrella es sin duda el licopeno, un poderoso antioxidante.