Cómo encontrar el mejor shampoo para tu cabello

Hay shampoos hidratantes y shampoos volumizadores, pero ¿qué shampoo es el mejor para tu cabello? Lo cierto es que encontrar el shampoo adecuado para tu cabello es esencial si quieres potenciar el aspecto de tu cabello. ¡A continuación te contamos qué distingue a determinadas fórmulas y cómo encontrar exactamente el shampoo adecuado para tu cabello!


El primer paso, averiguar el tipo de cabello

Antes de buscar el mejor shampoo para tu tipo de cabello, debes averiguar qué tipo de cabello tienes realmente. Si usas un shampoo hidratante en un cabello fino y delgado, lo más probable es que le des un aspecto pesado. En cambio, si usas una fórmula volumizadora en un cabello áspero y rizado, es posible que termines con las fibras resecas y rebeldes. Es importante que solo emplees fórmulas adaptadas a tu tipo de cabello para obtener los resultados óptimos.


El siguiente paso, decodificar el frasco de shampoo

Hay muchos tipos de shampoo para elegir, por eso es tan difícil encontrar el adecuado, pero cuando conoces tu tipo de cabello y cómo decodificar todos los frascos, ¡todo es mucho más fácil!


Shampoo clarificador: Estas fórmulas tienen como objetivo eliminar todo el apelmazamiento del cabello, del exceso de producto a la grasa. Son buenas para el cabello graso y liso que necesita una limpieza profunda, pero pueden resultar demasiado fuertes para el cabello seco y rizado al agredir la humectación de la fibra capilar. Si el apelmazamiento es la causa de que tu cabello ofrezca un aspecto algo apagado, recurre a un shampoo clarificador 1 vez cada 2 semanas.


Shampoo hidratante: Estas fórmulas son ideales para el cabello que necesita una dosis extra de hidratación. Si tienes el cabello áspero o texturizado, te interesará usar una fórmula hidratante. Estas fórmulas (a menudo sin alcohol) contienen aceites derivados naturalmente que ayudan a redensificar la humectación del cabello.


Shampoos suavizantes: ¿Adoras un buen efecto blow-out? ¿Quién no? Los shampoos suavizantes o alisadores pueden recubrir el cabello para un secado al aire más suave y sin frizz. Si tienes el cabello natural rizado u ondulado y te gusta el alisado, esta podría ser la fórmula para ti.


Shampoos protectores del color: Si te coloreas el cabello, usa fórmulas creadas para el cabello coloreado. Estos shampoos se han concebido para cuidar el color a fin de evitar que pierda rápidamente intensidad.


Shampoos volumizadores: Los tipos de cabello finos siempre deben buscar fórmulas volumizadoras que contribuyan a darles un aspecto más tupido. Estos shampoos normalmente son ligeros y no tan hidratantes como otras fórmulas.


Shampoos sin sulfatos: Los sulfatos son agentes limpiadores presentes en numerosas fórmulas de shampoo. En el caso de un shampoo sin sulfato, no esperes espuma dado que estos agentes son los responsables de producir esas agradables burbujas.


Shampoos morados: Si tienes el cabello rubio y quieres evitar que adquiera un matiz metálico indeseado, te interesa invertir en un shampoo con color morado. Usados 1 vez a la semana, estos shampoos actúan como matizadores y ayudan a neutralizar los matices cálidos del cabello.


¡No te olvides el acondicionador!

Para obtener los máximos beneficios sea cuál sea el tipo de shampoo que elijas, no te olvides nunca de usar a continuación el acondicionador que le corresponde. Los shampoos, independientemente de su poder hidratante, pueden mermar la humectación del cabello, por lo que es necesario usar un acondicionador haciendo hincapié en las puntas después de cada lavado.


Productos relacionados