Consejos precisos para cuidar el cabello fino

El cabello fino puede parecer una carga, suele lucir flácido y sin vida, incluso después de un secado perfecto. Pero con unos sencillos consejos y trucos puedes devolverle la vida a tu cabello. A continuación presentamos la guía definitiva para el cuidado del cabello fino.


¿Tengo el cabello fino?

Antes de hablar del cuidado del cabello fino, es esencial determinar si este es efectivamente tu tipo de cabello. El término cabello fino se refiere al diámetro de cada cabello, no a la cantidad de cabello que tienes. El cabello fino puede tener una densidad mayor o menor, pero la clave para que luzca bien, es decir, voluminoso y con vida, es cuidarlo adecuadamente. ¡A continuación te presentamos nuestros consejos para que tu cabello fino luzca hermoso!


1. No esperes demasiado para lavarlo

Puede que las personas con el cabello grueso solo tengan que lavarlo una o dos veces a la semana, pero si tienes el cabello fino es importante mantenerlo limpio. Puesto que el diámetro individual de cada cabello es menor, la grasa que segrega tu cuero cabelludo recorre rápidamente cada cabello, haciendo que se vea y se sienta grasoso rápidamente. Cuando lavas tu cabello todos los días o cada dos días, ayudas a eliminar la acumulación de grasa o de productos que podría causar el temido efecto pesado. ¡Lo cierto es que el cabello fino siempre luce mejor cuando está limpio!


2. Usa los productos adecuados

Y hablando de cabello limpio, cuando lo laves, asegúrate de usar los productos adecuados. Los shampoos y acondicionadores ultrahidratantes son geniales, pero si tienes el cabello fino estas fórmulas pueden hacer que se vea pesado y sin volumen. Mejor busca fórmulas volumizadoras, son más ligeras y darán cuerpo a tu cabello desde la raíz. Cuando te apliques acondicionador, evita las raíces y concéntrate en las puntas, donde tu cabello sin duda estará más seco.


3. Deberías pensar en cortarte el cabello

El cabello fino y demasiado largo puede lucir sin volumen y delgado. Una manera rápida de añadirle volumen, movimiento y dimensión es cortándolo. Puedes elegir un elegante bob muy de moda o un lob la próxima vez que vayas a la peluquería. Pero asegúrate de que el corte no tenga demasiadas capas para que las puntas no se vean delgadas. Mientras más similar sea tu corte a un corte de largos parejos, más cuerpo tendrá tu cabello. Además, el cabello fino suele ser más débil que otros tipos de cabello, así que los recortes regulares son la clave para evitar las puntas abiertas.


4. Aplica una mascarilla antes del shampoo

Las personas que tienen el cabello fino tienden a desconfiar de las mascarillas capilares, pero estos tratamientos profundamente acondicionadores pueden ser muy benéficos. Siempre y cuando los uses correctamente. Si tienes el cabello fino, usa una mascarilla antes del shampoo, así tu cabello podrá absorber todos los beneficios nutritivos sin el temido efecto pesado.


5. Prepara tu arsenal

Para peinar el cabello fino hay que tener los productos adecuados, ya que pierde su volumen fácilmente. Elige mousses volumizadores livianos, sprays o polvos para levantar las raíces y texturizadores para añadir dimensión y volumen. Pero no exageres. Si usas demasiados productos causarás una acumulación, generando un gran peso en tu cabello.


6. Sécalo en bajo

¿Te encanta el ajuste más alto de temperatura de tu secador porque crees que así obtendrás más volumen? Lo estás haciendo todo mal. Para secarte el cabello, usa el secador en su ajuste más bajo, apúntalo en la dirección en la que crece tu cabello y usa las manos para levantarlo en las raíces hasta que esté 80 % seco. Después, usa un cepillo redondo de cerdas naturales y termina de secarlo hasta que quede liso. ¿Necesitas volumen extra? Aplícate un poquito de shampoo seco, ¡no solo es útil cuando tienes el cabello sucio!


7. Añade textura

Una excelente manera de darle cuerpo al cabello fino es añadir un poco de textura con un rizador, ¡pero primero asegúrate de aplicar un protector contra el calor! Comenzando desde abajo, enrolla secciones de cabello de 1 pulgada en torno a la varita del rizador, alternando mechones enrollados hacia adentro y hacia afuera. Una vez que tu cabello esté completamente rizado y lo hayas dejado enfriar, ¡pásate los dedos entre el cabello para separar los rizos en voluminosas ondas!


Productos relacionados