Cómo eliminar el frizz

Si tu cabello es propenso al frizz, sabes de primera mano lo frustrante que puede ser tratar de domar la melena. Pero el cuidado del cabello no tiene por qué ser una tarea pesada. Logramos que el cuidado del cabello con frizz sea un juego de niños, gracias a trucos sencillos que compartimos a continuación. ¿Quieres saber cómo eliminar el frizz de una vez por todas? Sigue leyendo.


¿Qué causa el frizz?

El frizz se produce cuando la capa más externa de la cutícula del cabello está abierta y expuesta a la humedad. Cuando los mechones secos buscan la humedad, la cutícula se abre para intentar obtenerla del aire y el resultado es un cabello con aspecto de frizz. Algunos tipos de cabello son más propensos al frizz, como las texturas rizadas, onduladas o gruesas. Además, cuando el cabello empieza a encanecer y pierde su pigmento natural, también puede ser más propenso al frizz. Aunque pueda parecer que el cabello que se carga de frizz está de hecho dañado, no siempre es así. Así que, si tienes frizz cuando la humedad es alta, no te asustes: ¡sigue estos consejos!


Cómo cuidar el cabello propenso al frizz

Cuando el cabello está mojado es más vulnerable, así que todo, desde la forma en que lo lavas hasta la forma en que lo secas y la forma en que lo desenredas, puede hacer que tenga frizz una vez seco. En la ducha, en lugar de frotar, masajea suavemente el champú y el acondicionador sobre el cuero cabelludo y los mechones. Cuando sea el momento de enjuagar, baja la temperatura del agua para que se enfríe. Esto ayuda a cerrar la cutícula del cabello y puede ayudar a fijar la hidratación de tu acondicionador. Después de salir de la ducha, en lugar de tomar la toalla, opta por una camiseta vieja limpia —o una toalla de microfibra— y exprime el exceso de agua en lugar de frotar. Estos tejidos son mucho más suaves que los tejidos tradicionales de las toallas. Si necesitas desenredar, asegúrate de utilizar un peine de púas anchas o un cepillo creado específicamente para el cabello húmedo, ya que así te aseguras de que no se rompa. Por último, antes de secar tu cabello —ya sea al aire o con secador—, deberás sellar la humedad para evitar que tu cabello la busque en otra parte. Utiliza una cantidad de suero o aceite del tamaño de una moneda pequeña y distribúyela por las mechas húmedas. Esto mantendrá tu cabello suave y sin frizz.


Los mejores productos para el cabello con frizz

Dado que el frizz es el resultado de un cabello seco y deshidratado que busca la hidratación, lo natural es mantener los mechones bien acondicionados para combatirlo. Los champús y acondicionadores hidratantes deberían formar parte de tu rutina de cuidado del cabello; prueba fórmulas que incluyan aceite de coco o manteca de cacao.


Junto con el champú y el acondicionador hidratantes, querrás tener a mano aceites hidratantes para mantener la humedad en tus mechones y la humedad fuera. Otros productos imprescindibles son los acondicionadores sin enjuague, las mascarillas de acondicionamiento profundo que puedes utilizar una vez a la semana, y una cera para peinar que te ayude a domar cualquier cabello suelto.


Baja el calor

El calor —ya sea causado por herramientas calientes o por una ducha de vapor— puede deshidratar nuestros mechones. El cabello deshidratado suele ser seco, opaco y rebelde (léase: con mucho frizz), por lo que es fundamental bajar la temperatura si quieres tener un cabello suave. Mantén el agua de la ducha tibia, y guarda las herramientas de calor y el secador para ocasiones especiales. En su lugar, utiliza una espuma o gel de peinado y deja que tu cabello se seque al aire. Si tienes que secarte con el secador, utiliza el ajuste más bajo, apunta siempre hacia abajo en la dirección del tallo del cabello y termina con un poco de aceite para mantener la suavidad.


Productos relacionados