Cómo cuidar el cabello rizado corto

¿Crees que necesitas una melena larga cuando tienes el cabello rizado? Piénsalo dos veces. El cabello rizado corto queda igual de bien que los largos tirabuzones en cascada; el truco está en asegurarse de que el peinado corto sea el adecuado. Ya sea que hayas optado por el cabello rizado con un corte estilo pixie o por una media melena con textura, a continuación, compartimos nuestros tres mejores consejos para el cuidado y el peinado del pelo corto rizado, de manera que siempre luzca lo mejor posible.


Consejo 1: confía en un experto del cabello

Cuando se trata de cabello corto y rizado, nos viene a la mente la frase “No lo intentes en casa”… o, al menos, debería ser así. Para evitar cualquier percance en casa (piensa en las formas de cuenco o triángulo), la precisión de un corte de cabello en la peluquería es extremadamente importante cuando se opta por un peinado más corto con rizos… en especial si quieres un look con volumen. Antes de acudir a tu cita en la peluquería, considera la posibilidad de tomar una foto del peinado concreto que quieres conseguir como inspiración. Esto puede dar a tu estilista algo con lo que trabajar para asegurarse de que tiene una idea del aspecto que quieres, sin perder el volumen del cabello. Una vez seco, el cabello debe caer de forma natural en el peinado que hayas elegido.


Para domar tus rizos, deberás estar al tanto de tu look. Para eso, vuelve a la peluquería cada 4 u 8 semanas y recorta tu corte estilo pixie o el nuevo peinado de media melena. Tu peluquero se asegurará de que tu corte de pelo esté siempre a punto e incluso puede recomendarte servicios capilares en el salón como mascarillas capilares de acondicionamiento profundo que pueden ayudar a hidratar el cabello rizado seco.


Consejo 2: utiliza los productos adecuados para el cuidado y el peinado del cabello corto y rizado

Cuando se trata de peinados con cabello corto, todo es cuestión de productos para el cabello, especialmente si tienes el cabello más rizado. Utilizar los productos adecuados para el cuidado del cabello rizado puede marcar la diferencia entre unos rizos voluminosos y llenos de vida, y unos rizos planos y descuidados. ¿Cuál es la prioridad número uno para conseguir unos rizos perfectos? ¡La hidratación! El cabello rizado tiende a ser más seco, por lo que nutrir tu cabello con sueros hidratantes y aceites capilares puede ayudar a mantener su aspecto suave, brillante y saludable, por no hablar del control del frizz, también.


Empieza por utilizar un sistema de champú y acondicionador formulado para tu tipo de cabello específico. Para el cabello rizado, los champús y acondicionadores con fórmulas enriquecidas con el nutritivo aceite de argán, la manteca de karité, el aceite de coco o el extracto de aguacate pueden ser justo lo que tu cabello necesita para tener un aspecto saludable, estar hidratado y, al final, parecer más voluminoso. Elegir el champú y el acondicionador adecuados para tu tipo de cabello no solo puede dar lugar a unas mechas más sanas y radiantes, sino que también puede facilitar el corte y el peinado.


Después de encontrar el champú y el acondicionador adecuados para el cabello rizado, es el momento de fijar tu producto SOS que puede darte rizos suaves y voluminosos cuando estás en un aprieto. Puedes considerar probar un tratamiento capilar sin enjuague formulado con aceite de coco, como Garnier Fructis Curl Nourish Butter Cream, o incluso un suero capilar antifrizz para añadir brillo y nutrición instantáneos a tus rizos.


Consejo 3: ¡no te toques el cabello!

Una de las reglas fundamentales de los rizos es que se ven mejor cuando no se tocan. Deja que tu cabello se seque al aire tan a menudo como sea posible —después de usar un gel, una espuma o una crema para el cabello que combata el frizz, por supuesto— y si tienes que secarlo con un secador, nunca dejes de usar el accesorio difusor. Una vez que tus rizos se hayan secado, trata de mantener tus manos alejadas de esos rizos, para que sigan teniendo un aspecto bonito y lleno de vida. Si se necesita un estímulo adicional, aplica un aceite hidratante para el cabello o una laca (como Garnier Fructis Style Curl Renew Reactivating Milk Spray) y vuelve a comprimirlos en su lugar.


Productos relacionados