¿Qué es el aceite de argán y por qué deberías usarlo para tu cabello?

«Aceite milagroso.» «Oro líquido.» El aceite de argán recibe muchas denominaciones, y es imprescindible en el mundo de la belleza. Si te preguntas por qué (y también qué es el aceite de argán) esta es su historia: El aceite de argán se obtiene de la nuez de argán, que crece (¡sorpresa!) en los arganes, unos árboles muy presentes en la región suroeste de Marruecos. Obtener tan solo un litro de aceite de argán puede demorar varios días, ya que se debe extraer el grano de la nuez de argán de la cáscara y molerlo a mano hasta convertirlo en aceite.

Pero este trabajo vale la pena (y la espera). Los beneficios del aceite de argán se derivan de su larga lista de ingredientes beneficiosos y antioxidantes, como la vitamina E, el ácido ferúlico y los ácidos grasos. Esto le brinda un doble poder: es a la vez un ingrediente de nutrición profunda (y, por lo tanto, un potente hidratante capilar) y un ingrediente protector, ya que los antioxidantes son tu primera línea de defensa ante las agresiones externas, como los rayos UV y la contaminación. El aceite de argán mejora la hidratación del cabello y le aporta un brillo saludable y luminoso, cualquiera sea su uso. Estas son algunas maneras de aprovechar los beneficios del aceite de argán en tu cabello.

Shampoo con aceite de argán

Uno de los principales beneficios del aceite de argán para el cabello es su capacidad para hidratar, lo que lo convierte en un ingrediente genial del shampoo. Los agentes limpiadores del shampoo ocasionalmente pueden actuar con cierta sobreeficacia en el cabello seco o dañado, haciendo que sea más propenso al frizz. Por otro lado, el shampoo con aceite de argán usa este aceite para compensar la sequedad, manteniendo el cabello suave y brillante mientras lo limpias. En Whole Blends Color Care Shampoo with Argan Oil & Cranberry Extracts, se combina con el arándano para proteger el color y mejorar el resplandor, ya que los antioxidantes del aceite de argán pueden evitar que el color se destiña. A su vez, en Whole Blends Illuminating Shampoo with Moroccan Argan and Camellia Oils Extracts, el aceite de argán y el aceite de camelia hidratan el cabello seco y apagado.

Shampoos con aceite de argán

Acondicionador con aceite de argán

El acondicionador es el aliado natural del aceite de argán debido a sus propiedades acondicionantes. El aceite de argán tiene la capacidad de nutrir e hidratar el cabello y aporta una nueva vitalidad al acondicionador habitual (esto significa que el acondicionador con aceite de argán es especialmente beneficioso para el cabello dañado o el cabello con frizz). Whole Blends Color Care Conditioner with Argan Oil & Cranberry Extracts aporta ventajas protectoras del color gracias al aceite de argán, con una doble acción de preservación de los rayos UV perjudiciales (que pueden difuminar el color) y, por supuesto, suavizante del cabello. La potente combinación de aceites de argán y camelia de Whole Blends Illuminating Conditioner Moroccan Argan and Camellia Oils Extracts brinda una enorme dosis de hidratación para revelar textura sedosa y brillo.

Acondicionadores con aceite de argán

Tratamiento capilar con aceite de argán

Para aprovechar al máximo los beneficios del aceite de argán en el cabello, un tratamiento capilar, como una mascarilla capilar con aceite de argán como Whole Blends Color Care Mask with Argan Oil & Cranberry Extracts, puede marcar importantes diferencias en la mejora del brillo, la suavidad y el manejo del cabello en general. La mascarilla de cuidado del color ilumina el cabello con luces y coloreado para mantener su apariencia vibrante por más tiempo, mientras que una mascarilla capilar con aceite de argán como Whole Blends Care Cream Hair Mask with Moroccan Argan and Camellia Oils extracts nutre en profundidad de las raíces a las puntas.

Tratamientos capilares con aceite de argán

Más opciones para diferentes tipos de cabello:

Además del shampoo con aceite de argán, el acondicionador con aceite de argán y los tratamientos capilares con aceite de argán, existen muchas otras maneras de obtener los beneficios del aceite de argán en el cabello. Según cuándo y cómo los uses (y, obviamente, según las necesidades de tu cabello), puedes aprovechar al máximo este aceite milagroso:


Si tienes el cabello dañado, pruébalo como acondicionador antes del shampoo:


De 15 a 30 minutos antes de entrar en la ducha, prepara el cabello distribuyendo unas gotas de aceite de argán por el conjunto. Masajea el cuero cabelludo con un movimiento circular para estimular los folículos pilosos, y peina el cabello para recubrir de largos a puntas. Además de suavizar e hidratar, el aceite también protege el cabello delicado o dañado de las fórmulas de shampoo agresivas. Enjuaga con un shampoo y un acondicionador para cabello dañado.


Si tienes el cabello con frizz, pruébalo como sérum capilar alisador:


El aceite de argán es ideal para controlar el cabello con frizz y el encrespamiento. Puedes usar el hidratante capilar antes de secar el cabello con secador para minimizar los daños capilares y darle un aspecto más liso. Basta con que apliques unas gotas y extiéndelas por el cabello mojado antes de secarlo. El aceite de argán también puede controlar el cabello con frizz después de secarlo. Aplica unas gotas y deslízalo por la superficie para un cabello suave y brillante.


Si tienes el cabello seco, pruébalo como potenciador acondicionador:


El acondicionador hace exactamente lo que su nombre indica: Acondiciona. Pero si tienes el cabello pajizo o seco, puedes convertir tu acondicionador en un acondicionador profundo con la adición de aceite de argán. Basta con depositar el acondicionador en las manos como de costumbre, añadir unas gotas de aceite de argán y mezclar. Aplica la mezcla en el cabello y deja que penetre por 3-5 minutos. Al enjuagarlo, el cabello tendrá una apariencia más lisa y una sensación más suave.


Productos relacionados