Rutina rápida de cuidado de la piel para las manos

Piensa en el tiempo que dedicas al cuidado de tu rostro. Ahora piensa en el tiempo que dedicas a tus manos. ¿Hay una gran diferencia? La mayoría de las personas dedican mucho más tiempo a su cutis que a sus manos, pero estas también merecen un poco de cariño. A medida que envejecemos, es difícil hacer retroceder el tiempo, así que con unos pequeños pasos puedes ayudar a mantener tus manos con un aspecto fantástico durante más tiempo.


Primer paso: lava tus manos con los productos adecuados

A lo largo del día, te lavarás mucho las manos, por lo que te conviene hacerlo con los productos adecuados. Si tienes la piel seca, utiliza un producto con humectantes o ceramidas para evitar que tu piel se reseque. La piel sensible y la piel normal se pueden beneficiar con un limpiador suave sin perfume ni ingredientes corrosivos. Los jabones antibacterianos pueden resecar las manos, así que evítalos si tus manos se agrietan o parecen resecas.


Segundo paso: exfóliate

La exfoliación te ayudará a mantener las manos suaves y con un aspecto joven. Utiliza un exfoliante suave una vez a la semana para eliminar las células muertas de tus manos. Puedes hacer fácilmente un exfoliante con cosas que tienes en tu despensa, como aceite de coco, miel, sal marina, azúcar moreno o limón. Mezcla los ingredientes y frótalos sobre las manos para exfoliarlas y suavizarlas; luego, lávalas con agua tibia para que queden suaves.


Tercer paso: utiliza un corrector de manchas oscuras

Si tienes manchas oscuras en las manos, puedes utilizar un corrector de manchas oscuras para ayudar a reducir su aparición. Selecciona uno con antioxidantes como vitamina C o retinol. Con el tiempo y con un uso constante, este producto iluminará tu piel y le dará un aspecto más joven.


Cuarto paso: hidrátate

La crema de manos es una manera excelente de restaurar la hidratación, así que trata de encontrar la mejor crema hidratante para ti. Los productos con manteca de karité son fantásticos para las manos secas, y ayudan a humectar la piel seca y deshidratada. Como siempre, los productos con antioxidantes también son buenos para las manos. Busca cremas y lociones para las manos con ingredientes como el té verde, el resveratrol, la vitamina E o el retinol para ayudar a iluminar, suavizar y proteger tu piel.


Quinto paso: FPS

La exposición al sol es la causa número uno del envejecimiento de la piel, por lo que hay que proteger las manos con los productos adecuados. Si vas a pasar tiempo al sol, utiliza un producto con al menos FPS 15 para prevenir las manchas oscuras y los daños causados por el sol. Tus manos tendrán un aspecto joven y saludable durante más tiempo.


Productos relacionados