¿Qué implica la famosa rutina coreana de cuidado de la piel en 10 pasos?

La belleza coreana es famosa por sus innovaciones y avances en el cuidado de la piel. También tiene notoriedad por ser complicada. Las fanáticas de la Belleza K no se limitan a limpiarse, hidratarse y empezar el día; siguen una rutina de cuidado de la piel de diez pasos que explica por qué el resto del mundo se fija en sus bellos cutis (y en los avances de los productos) para inspirarse. Aquí están los diez pasos detallados para que puedas elevar tu rutina de cuidado de la piel, o elegir lo que funciona mejor para tu régimen.


Limpiador de aceite

Los aficionados de la belleza coreana no se limpian solo una vez. La “doble limpieza” de la Belleza K significa que necesitarás dos limpiadores; el primero es de base oleosa. Puede parecer contradictorio lavarse la cara con aceite, pero los limpiadores de aceite actúan para disolver las impurezas de la cara. En lugar de resecar la piel, una fórmula con jojoba y nuez de macadamia ayuda a nutrirla sin causar irritación.


Limpiador de espuma

Las fanáticas de la Belleza K creen que se necesita una segunda limpieza para limpiar realmente el rostro de todas las impurezas. Una espuma limpiadora ayuda a eliminar la acumulación natural que se produce a lo largo del día, como el sudor y la suciedad, de la piel.


Exfoliante

Deshazte de las células muertas de la piel y dale lugar a una piel más luminosa mediante la exfoliación. Asegúrate de exfoliarte al menos una vez a la semana con un exfoliante o utiliza un producto diario suave como Garnier SkinActive Clean+ Balancing Daily Exfoliator.


Tónico

Un tónico a base de agua puede ayudar a equilibrar el pH de tu piel, haciendo que el cutis sea más uniforme. El tónico también ayuda a preparar la piel para las cremas hidratantes que vendrán en los siguientes pasos.


Esencia

La esencia, uno de los pasos más exclusivos de la rutina coreana, es un tratamiento a base de agua similar a un suero. La esencia suele estar formulada con un antioxidante para proteger, hidratar o calmar la piel.


Suero

El suero, una versión más espesa de la esencia, es el siguiente paso más importante en el ritual de hidratación. Es probable que este producto también contenga antioxidantes que estimulan la piel y la hidratan.


Mascarilla de láminas

Pensada como un ritual para practicar cada dos semanas, la mascarilla de láminas proporciona una dosis extra de suero que se absorbe en unos quince minutos a través de una lámina de fibra porosa. Suele contener ingredientes hidratantes y reafirmantes como el ácido hialurónico, y también puedes encontrar mascarillas adaptadas a tu tipo de piel, como las formuladas con té verde para matificar la piel grasosa.


Crema para el contorno de ojos

Una crema de ojos diaria ayuda a rellenar la delicada piel del contorno de los ojos y puede combatir las patas de gallo, las líneas de expresión, las ojeras y el aspecto del envejecimiento. Garnier SkinActive Miracle Anti-Fatigue Eye Gel-Cream utiliza una fórmula a base de gel que ayuda a retener mejor la humedad y reforzar la barrera de hidratación, con ingredientes hidratantes como el ácido hialurónico y la cafeína.


Mascarilla nocturna

Durante tu rutina por las noches, tu piel puede beneficiarse de una crema hidratante más fuerte antes de acostarte, especialmente en los meses secos de invierno. Esto permite que tu piel aproveche las horas extra para absorber los antioxidantes curativos y la humedad nutritiva, y para ayudarte a despertarte con una piel fresca.


FPS

El último paso (y posiblemente el más importante) de cualquier rutina de cuidado de la piel es el FPS, que protege contra los dañinos rayos UVA y UVB del sol. Incluso si no tiene previsto pasar tiempo al aire libre, deberías colocarte un protector solar de amplio espectro como Garnier Clearly Brighter Brightening & Smoothing Daily Moisturizer SPF 15 a diario para un nivel básico de protección.


Productos relacionados