Limpieza con carbón: ¿deberías hacerlo?

Si asocias el carbón vegetal con la suciedad y la contaminación, piénsalo de nuevo. Cuando se utiliza en la piel, el carbón vegetal tiene unas cualidades de limpieza y restauración increíbles. Incluso puedes notar que algunos de tus limpiadores faciales, mascarillas o exfoliantes están formulados con este ingrediente milagroso. El carbón vegetal se ha utilizado durante siglos en diversas culturas de Asia y África, lo que demuestra que no solo está de moda, sino que realmente funciona. Si todavía tienes dudas sobre el uso del mismo ingrediente que sueles asociar con la barbacoa, estamos aquí para aclararlas.


¿Qué es el carbón vegetal y por qué debo utilizarlo?

El carbón vegetal se encuentra en productos de aplicación tópica. Esto hace que sea un gran producto para limpiar la piel. También es muy útil para desmaquillar. Hay que utilizarlo porque actúa como un imán para extraer las impurezas. Si bien tiene la capacidad de manchar la ropa, no mancha la cara, así que no te desanimes por el color.


¿Qué tipos de piel deben utilizar el carbón vegetal?

El carbón vegetal funciona en todo tipo de piel, pero es especialmente eficaz en la piel grasosa y propensa al acné.


¿Cómo puedo incorporarlo a mi rutina de cuidado de la piel?

Existen muchos productos formulados con carbón vegetal. La fórmula de Garnier SkinActive’s Clean+ Blackhead Eliminating Scrub con carbón vegetal y ácido salicílico ayuda a darle a la piel un aspecto más suave y limpia los poros. Las impurezas se desprenden de la piel como un imán. Puedes utilizar este producto a diario o varias veces por semana, según las necesidades de tu piel. Garnier SkinActive también cuenta con dos excelentes limpiadores formulados con carbón vegetal; uno es Garnier SkinActive's Clean+ Pore Purifying 2-in-1 Clay Cleanser/Mask, que tiene una fórmula cremosa a base de arcilla de caolín; el otro es Garnier SkinActive's Clean+ Shine Control Cleansing Gel. Ambos productos ayudan a limpiar los poros y dejan la piel supersuave y sin exceso de brillo. Garnier SkinActive también tiene toallitas: utiliza Garnier SkinActive's Clean+ Purifying Oil-Free Cleansing Towelettes para quitar con facilidad el maquillaje y la suciedad en el momento. Escoge el mejor limpiador para tu tipo de piel y revela una piel luminosa y de aspecto saludable.


La rutina perfecta para el cuidado de la piel con carbón vegetal

Ahora que ya sabes qué productos puedes utilizar formulados con carbón vegetal, vamos a resumir cómo puedes utilizarlos en tu rutina de cuidado de la piel.


1. Limpieza

Utiliza tu limpiador preferido por la mañana y por la noche para eliminar el sudor, el maquillaje y la oleosidad acumulada. Masajea de forma circular el limpiador en la piel mojada y luego enjuágalo. Si crees que todavía puede haber residuos o maquillaje en tu piel, puedes optar por hacer una segunda ronda de limpieza para asegurarte de que tu piel está completamente limpia. Cuando te mires en el espejo, tu piel debe tener un aspecto mate.


2. Exfoliación

Debes intentar exfoliarte al menos una vez a la semana. Hay muchos exfoliantes suaves pero eficaces que están formulados con carbón vegetal. La exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de la superficie de la piel y a revelar una nueva capa fresca. La piel exfoliada está preparada para los demás productos y ayuda a que éstos actúen mejor sobre la piel.


3. Mascarilla

Después de la exfoliación, tu piel está en perfectas condiciones para una refrescante mascarilla de carbón. Aplica la mascarilla sobre la piel húmeda y déjala secar de a poco. No esperes a que la mascarilla empiece a deshacerse, ya que esto significa que está absorbiendo la preciosa humedad de tu piel. Enjuaga bien con agua tibia; la piel debe quedar suave e hidratada.


4. Hidratar

Siempre debes concluir tu ritual de cuidado de la piel con una crema hidratante, ya que mantiene la piel hidratada y equilibrada. Utiliza una crema hidratante que se adapte a las necesidades de tu piel y ayude a su función de barrera. Aplica el tamaño de una moneda pequeña en tu rostro y frótala hasta que se absorba por completo con un movimiento ascendente y hacia afuera. Si te aplicas una crema hidratante por la mañana, utiliza un producto con FPS 15 o superior para proteger tu piel del daño solar.


Así que ahí lo tienes; el carbón vegetal puede hacer mucho más que cocinar hamburguesas en la parrilla. Intenta incorporarlo a tu rutina de cuidado de la piel para tener una piel radiante.


Productos relacionados