¿Limpias tu cuello correctamente?

Prestamos mucha atención a nuestro rostro, pero la mayoría ni nos acordamos de la piel de nuestro cuello y este descuido se suele notar. La piel de nuestros rostros luce radiante, limpia e hidratada, pero la de nuestros cuellos muchas veces luce apagada y más oscura (es decir, le falta exfoliación). Si sientes que tu cuello necesita algunos mimos (y la mayoría de los cuellos los necesitan), aquí tienes una lista de consejos para cuidar esta zona tan delicada.


Cuidado de la piel para tu cuello

1. Limpiar

Si no sueles limpiarte el cuello, no eres la única: muchas personas lo pasan por alto. Muchas personas sufren de lo que llamamos “cuello oscuro”. Esto sucede cuando zonas oscuras o un exceso de células hacen que la zona del cuello se vea un tono o dos más oscura que el rostro. La exposición al sol y la falta de exfoliación en esta zona son la causa de esta coloración. Limpia tu cuello con una leche limpiadora o un limpiador suave varias veces a la semana para que no se acumulen las células o la suciedad. Usa un producto formulado con antioxidantes para limpiar profundamente, iluminar y proteger tu piel de los radicales libres. Recomendamos Garnier SkinActive’s Clean and Gentle Clarifying Cleansing Gel, un producto delicado pero intenso que limpia con extractos de plantas y deja la piel suave y fresca. Además se trata del mejor limpiador para piel sensible si tu piel se irrita con facilidad.


2. Exfoliar

Debes exfoliar tu cuello una vez a la semana para eliminar la piel vieja y muerta de la superficie. Para hacerte las cosas más fáciles, puedes exfoliar tu cuello y tu rostro simultáneamente en la ducha. Puedes preparar rápidamente un exfoliante en casa con azúcar morena, un chorrito de limón y una cucharadita de miel. Aplica masajeando para eliminar las células muertas y enjuaga con abundante agua. El limón tiene un efecto iluminador natural que puede ayudar a reducir el aspecto oscuro de la piel. Para una solución no hecha en casa puedes probar Garnier SkinActive’s Clean + Invigorating Daily Scrub, un exfoliante en gel formulado con esferas de jojoba que limpian y pulen profundamente refinando los poros. La fórmula infusionada con menta vigoriza al instante la piel para un aspecto saludable.


3. Hidratar

El cuello puede revelar la edad de una manera completamente independiente del rostro. Asegúrate de incluir el cuello en tu rutina antiedad para retrasar la aparición de arrugas y signos de envejecimiento en esta zona tan delicada. Usa un hidratante con SPF en el cuello para protegerlo del sol, el factor número uno en el envejecimiento de la piel. Una fórmula con antioxidantes lo protegerá de los radicales libres. Garnier SkinActive’s Clearly Brighter Brightening and Smoothing Daily Moisturizer contiene SPF 15 y vitaminas C y E que te protegen de los elementos y dejan tu piel radiante.


Productos relacionados