La rutina de cuidado de la piel perfecta para combatir los puntos negros

Los puntos negros son una pesadilla. Los molestos puntos negros que te salen en la piel pueden hacer que tus poros se vean dilatados y modificar la textura y el aspecto de tu piel. Si quieres mitigar la aparición de puntos negros y evitar que te salgan en el futuro, te proponemos un resumen de sus causas y una rutina de cuidado de la piel que te ayudará a prevenirlos.


¿Por qué tengo puntos negros?

Los puntos negros se forman por una mezcla de grasa, células muertas y bacteria. Estos elementos pueden obstruir los poros y causar esas pequeñas imperfecciones que llamamos puntos negros. La piel expuesta, la mezcla de grasa y sebo puede oxidarse y tornarse negra, y de ahí viene su nombre. Los puntos negros son más frecuentes en la piel grasa, sobre todo en la llamada zona T.


Las causas de los puntos negros son numerosas, desde hormonales, cuidado de la piel deficiente y estrés, hasta malos hábitos que provocan su formación. Por ejemplo, si sueles irte a la cama sin desmaquillarte, podrías estar obstruyendo tus poros porque estás evitando la liberación de la grasa natural de tu piel.


Cómo prevenir y limpiar los puntos negros

1. Limpiar con ácido salicílico

Si tienes puntos negros es importante establecer una buena rutina de cuidado de la piel. La limpieza es esencial para eliminar el exceso de grasa, un factor principal en la formación de puntos negros. Debes tratar de limpiarte la piel dos veces al día con un producto eficaz pero no demasiado agresivo que podría desequilibrar tu piel. Garnier SkinActive’s Clean+ Blackhead Cleansing Gel es perfecto para la piel más bien grasa ya que elimina el exceso de grasa y reduce el aspecto de los poros


2. Exfoliar

Eliminar las células muertas de la superficie de la piel reduce la probabilidad de la aparición de puntos negros. Garnier SkinActive’s Clean+ Blackhead Eliminating Scrub contribuye a eliminar la piel muerta de la superficie, revelando una capa de piel limpia y fresca. También ayuda a la piel a absorber mejor los productos que apliques a continuación.


3. Mascarilla de carbón y arcilla

Las mascarillas formuladas con arcilla ayudan a arrastrar las impurezas de la superficie de la piel y a regular la producción de grasa, reduciendo el aspecto de los poros. Las mascarillas pueden restaurar la piel y brindar una limpieza profunda. Usa Garnier SkinActive’s Clean+ Pore-Purifying 2-in-1 Clay Cleanser and Mask para revitalizar y restaurar tu piel.


4. Usa el hidratante adecuado

Aplica un hidratante con fórmula ligera y no comedogénica que regule la producción de grasa y brinde a la piel la hidratación necesaria. Evita los hidratantes densos que pueden obstruir los poros y estimular la aparición de puntos negros. Un hidratante ligero en gel es perfecto para hidratar tu piel sin obstruir los poros.


5. Reduce las imperfecciones con una BB Cream

Para que tu piel luzca perfecta y disimular los puntos negros, puedes recurrir a una BB Cream sin aceite. Garnier SkinActive’s 5-in-1 Miracle Skin Perfector BB Cream puede iluminar el aspecto de la piel, reducir la apariencia de imperfecciones (como puntos negros), matificar la piel, unificar su tono y protegerla del sol. Úsala por la mañana para salir de casa con una tez de aspecto impecable.


Productos relacionados