Nuestra mejor crema hidratante para piel mixta

Seremos sinceros contigo: la piel mixta es un tipo de piel complicado. Una persona con piel mixta puede tener la piel descamada en una zona de la cara y un brote de acné en otra. La variación hace que, en ocasiones, los tipos de piel mixta sean difíciles de tratar. Hoy en día, hay cada vez más productos para el cuidado de la piel que llegan al mercado formulados específicamente para la piel mixta o lo suficientemente suave como para usar en todo el rostro en este tipo de piel. La piel mixta es una bendición y una maldición; aunque requiere de productos y cuidados faciales específicos, tenerla también significa que aprenderás todo lo que hay que saber sobre los ingredientes de cuidado de la piel, los trucos y el mejor tratamiento para la piel, todo esto en tu camino hacia una piel radiante. Podrás probar productos para el cuidado de la piel de todo el espectro, a fin de tratar los problemas específicos de tu piel. Eventualmente, las personas con tipos de piel mixta aprenden qué es lo que funciona exactamente para ellas. Una rutina de cuidado de la piel personalizada para tu piel mixta es la mejor receta para una piel de aspecto saludable. A continuación, aprende a determinar si tienes una piel mixta, descubre cómo cuidarla y conoce cuál es la mejor crema hidratante para ti.


¿Qué es la piel mixta?

La piel mixta requiere una atención particular debido a los múltiples problemas de la piel. Por lo tanto, es importante que determines con precisión tu tipo de piel antes de seguir una rutina de cuidado de la piel mixta. Las personas con piel mixta tienen al menos dos tipos de piel diferentes en distintas zonas de la cara. La piel mixta suele tener una zona T grasosa, además de zonas de piel seca en las mejillas, que pueden escamarse o sentirse tirantes. Según la Academia Americana de Dermatología (AAD, por sus siglas en inglés), la definición de piel mixta es sencilla: “La piel mixta es seca en algunas zonas y grasosa en otras”. Los tipos de piel mixta también pueden tener poros más grandes en algunas zonas, especialmente alrededor de la nariz. Asimismo, el clima puede afectar a la piel mixta. Durante el verano o los días calurosos, las zonas grasosas de tu rostro pueden volverse aún más brillantes. El invierno también puede provocar la aparición de zonas escamosas en la piel.


Además de estudiar detenidamente las distintas zonas de tu rostro, otra forma de confirmar que tienes una piel mixta es con la prueba del papel secante. Para probarlo, primero lávate la cara antes de acostarte y, luego, vete a dormir sin ponerte crema hidratante. (¡Esta es la única vez que te diremos que te vayas a la cama sin ponerte una crema facial para dormir!) Por la mañana, sécate la frente, la nariz, las mejillas y la barbilla con el papel secante y toma nota de las zonas de tu rostro que son grasosas. La piel mixta suele tener la frente, la nariz o la barbilla grasosas, y las mejillas pueden estar secas. Puede que no tengas los mismos tramos de piel grasosa o seca que otra amiga con piel mixta, y eso es perfectamente normal. Independientemente de la disposición exacta de las zonas grasosas frente a las secas, los problemas de la piel y, por tanto, el tratamiento facial para cada una de ellas es el mismo. Si tienes algunas partes grasosas y otras secas, puedes considerar que tienes una piel mixta. Por supuesto, la forma infalible de averiguar si tienes una piel mixta es visitar al dermatólogo y pedirle que determine tu tipo de piel. La piel mixta puede parecer una tarea ardua, pero, si conoces tu tipo de piel y sigues un régimen de cuidado de la piel adaptado a tus necesidades, el cuidado de la piel mixta se convertirá en algo natural.


Una vez que sepas que tienes una piel mixta, puedes seguir adelante con una rutina de cuidado de la piel personalizada para piel mixta.


Cómo cuidar de la piel mixta

La piel mixta de cada persona es diferente, pero lo común es que tenga secciones secas y grasosas. Registra las zonas de tu piel que necesitan atención y, luego, busca productos que respondan a las preocupaciones específicas de tu piel. “Divide y vencerás” puede ser una estrategia adecuada para tu piel mixta. “Utilizar productos para el cuidado de la piel formulados para tus necesidades ayudará a que la piel tenga el mejor aspecto posible”, aconseja la Academia Americana de Dermatología (AAD). Con los productos adecuados para el cuidado de la piel, las zonas de piel grasosa tendrán menos imperfecciones e incluso podrán verse menos rojas con el tiempo. Mientras tanto, las zonas de piel seca se suavizarán y se emparejará el tono de la piel.


La piel mixta puede beneficiarse con un limpiador facial equilibrante que balancee la oleosidad natural del rostro. El limpiador adecuado para ti dejará la piel con una sensación de frescura y limpieza, sin una sensación de tirantez o rigidez. Tu régimen de cuidado de la piel debe ser suave y no irritante.


Un limpiador facial suave como Micellar Cleansing Water All-in-1 Cleanser and Makeup Remover es una opción sin enjuague para gestionar la suciedad y las impurezas sin irritar ni resecar la piel. Humedece una almohadilla de algodón con el limpiador facial y pásalo por el rostro para limpiar y desmaquillar. La Academia Americana de Dermatología recomienda “utilizar un limpiador suave que minimice la eliminación de sebo”. Una de estas opciones es Garnier SkinActive Blackhead Eliminating Scrub, un exfoliante facial diario sin aceites, formulado con ácido salicílico, para ayudar a desobstruir los poros. La fórmula del exfoliante con carbón vegetal ayuda a extraer y eliminar las impurezas de la piel, mientras que la exfoliación elimina las células muertas de la superficie del cutis y ayuda a revelar la piel radiante y de aspecto saludable que hay debajo. La eliminación regular de la piel muerta también ayuda a prevenir la obstrucción de los poros. En el caso de la piel mixta, debes evitar los exfoliantes ásperos o los ingredientes que irritan la piel. Los ingredientes corrosivos pueden causar un doble daño: no solo exacerbarán las zonas secas de tu rostro, sino que los limpiadores faciales que descaman la piel pueden ser contraproducentes y causar más producción de aceite en las secciones de la piel grasosa.


Si las zonas grasosas te dejan la cara brillante, otra opción es Garnier SkinActive Clean+ ShineControl Cleansing Gel. La fórmula en gel, que también contiene carbón vegetal, ayuda a mantener la piel con una apariencia mate y sin brillo durante todo el día. Para una limpieza facial más eficaz, utiliza agua tibia y las yemas de los dedos para masajear suavemente el limpiador facial en la piel. Aunque utilices un exfoliante, no es necesario frotar la piel de la cara con las manos; simplemente frota suavemente en círculos desde la zona T hacia fuera. Una vez que hayas terminado la limpieza, sécate la piel a golpecitos con una toalla; resiste la tentación de frotar la toalla rápidamente por la cara. Para obtener los mejores resultados, la mayoría de la gente se limpia dos veces al día. Límpiate primero por la mañana, antes de tu rutina de maquillaje, y de nuevo por la noche, a fin de eliminar el maquillaje del día y preparar tu piel para dormir.


Una mascarilla de láminas matificante también puede ayudar a mantener la piel hidratada mientras proporciona un control total del brillo. Busca una mascarilla facial formulada con antioxidantes como la manzanilla calmante o el té verde. El ácido hialurónico también puede aportar la hidratación que necesita la piel mixta sin exacerbar la oleosidad de la piel ni hidratarla excesivamente. Nos gusta Garnier SkinActive Moisture Bomb Super Hydrating Sheet Mask Mattifying. Ponerte la mascarilla de láminas una o dos veces por semana puede darle un estímulo adicional a tu rutina de cuidado de la piel y llevar tu rostro a la meta de la luminosidad. Después de limpiar el rostro, pero antes de la hidratación, ajusta la mascarilla de láminas a los contornos del rostro y deja que el suero facial se impregne en la piel durante 15 minutos.


Durante las semanas en las que los brotes se agudizan o tu piel se siente especialmente grasosa, elige una mascarilla facial que pueda eliminar las impurezas de la superficie de la piel. Busca un limpiador facial formulado con carbón vegetal, que ayuda a extraer las impurezas como un imán y deja la piel limpia y fresca. Nos gusta Garnier Pore Purifying 2-in-1 Clay Cleanser/Mask, una fórmula a base de arcilla que se endurece ligeramente mientras limpia la piel. Utilízalo a diario como un limpiador facial que se enjuaga para ayudarte a mantener a raya los puntos negros, o úsala durante una semana especialmente dura de la piel. Para utilizarlo como mascarilla, extiende una fina capa de limpiador sobre el rostro húmedo. Deja que se asiente en tu cara durante cinco minutos; luego, enjuágalo y avanza con una crema hidratante suave.


Una vez que hayas reunido los limpiadores faciales, las mascarillas y otros productos más eficaces para tu tipo de piel, es el momento de elegir una crema hidratante facial que complemente tu piel mixta y se adapte al resto de tu régimen de cuidado de la piel.


Nuestra mejor crema hidratante para piel mixta

La crema hidratante es uno de los elementos más importantes para una rutina de cuidado de la piel saludable. Dado que la piel mixta suele sufrir sequedad o descamación, una de las mejores cosas que puedes hacer por tu piel mixta es mantenerla nutrida. Al mismo tiempo, es probable que quieras abstenerte de utilizar una crema hidratante facial que sea demasiado pesada y que pueda exacerbar la oleosidad o propensión al acné de la piel mixta. No existe una rutina de cuidado de la piel fácil y única para la piel mixta, y tu viaje de cuidado de la piel puede incluir muchas pruebas y errores. Incluso puedes decidir poner capas de productos para el cuidado de la piel o utilizar diferentes productos en distintas zonas del rostro. Una crema hidratante matificante puede funcionar bien para la zona T, por ejemplo, mientras que una loción facial con ácido hialurónico podría ser más eficaz para las mejillas y las zonas de piel seca. Las personas con piel mixta tienen que hacer como Ricitos de Oro y encontrar “su propia crema hidratante y limpiador facial”: el producto de cuidado de la piel que sea adecuado.


La crema hidratante con textura de crema en gel funciona bien para la piel mixta. Las cremas hidratantes ligeras, como una crema en gel, son una gran opción para la piel mixta. La textura y la sensación de frescura servirán para calmar las zonas grasosas, mientras que la crema hidratante nutre las zonas que necesitan más cariño. Nos gusta Garnier SkinActive Moisture Rescue Refreshing Gel Cream for Normal to Combination Skin, que está formulada especialmente para tu tipo de piel. La fórmula hidratante no comedogénica significa que fue creada para evitar la obstrucción de los poros, por lo que es segura incluso para los tipos de piel propensos al acné. También contiene FPS 15 para proporcionar protección solar a tu piel.


Para todos los tipos de piel, incluida la piel mixta, es imprescindible utilizar una crema hidratante diaria que incluya protección solar de amplio espectro. La protección solar debe aplicarse los 365 días del año, independientemente de que se vaya a tomar el sol o no. Como recomienda la Academia Americana de Dermatología (AAD), “una loción de peso medio con protección solar de amplio espectro que contenga muchos ingredientes de protección solar diferentes resulta beneficiosa”. Además de todos los problemas de salud asociados al daño solar, la exposición al sol también puede provocar la aparición de manchas oscuras o exacerbar el aspecto de las cicatrices. Tomarse en serio la protección solar puede ayudar a mantener a raya las manchas oscuras. Prueba Garnier SkinActive Clearly Brighter Brightening & Smoothing Daily Moisturizer SPF 15 para acceder a una crema hidratante formulada con protección solar de amplio espectro y vitamina C antioxidante. Ayuda a iluminar el aspecto de la piel, además de protegerla de los daños causados por el sol cuando se utiliza según las indicaciones y se toman otras medidas de protección solar.


Tener piel mixta también suele significar que es propensa al acné. Además de elegir un limpiador facial que esté formulado para ayudar a combatir los brotes, también es importante tratar las manchas o cicatrices que pueden dejar las imperfecciones. Un tono de piel uniforme es un tono de piel de aspecto saludable, y un corrector de manchas oscuras puede ayudar a garantizar que el cutis se mantenga suave y brillante. Busca productos para el cuidado de la piel formulados con vitamina C, que ayuda a iluminar y mantener una piel resplandeciente en toda la superficie. Nos gusta Garnier SkinActive Clearly Brighter Dark Spot Corrector, que no solo contiene vitamina C, sino también vitamina E y esencia de corteza de pino para una piel verdaderamente hidratada y luminosa.


Dado que algunas partes de la piel mixta se pueden descamar, también puedes utilizar una crema facial nutritiva de noche para devolver a la piel la hidratación que tanto necesita. Garnier Miracle Anti-Fatigue Sleeping Cream está formulada con aceite de lavanda antioxidante para que relajes la piel mientras te ayuda a mantenerla hidratada durante más tiempo. Puede utilizarla como crema de noche antes de acostarte, o tratar puntualmente las zonas de tu piel que estén especialmente secas. (Si tu piel no mejora, consulta a tu dermatólogo).


La determinación de una piel mixta puede parecer agobiante al principio, pero, al igual que cualquier otro tipo de piel, solo se necesitan los productos y cuidados adecuados para que un régimen de cuidado de la piel mixta se convierta en una parte más de la rutina facial. Quizá sea cuestión de prueba y error, pero el equilibrio adecuado de los tratamientos para la piel mixta se puede lograr. ¿Estás lista para comenzar tu viaje de cuidado de la piel?


Productos relacionados