Con qué frecuencia deberías lavar el cabello rizado

La grasa natural que produce tu cuero cabelludo es benéfica para el cabello rizado, por eso debes prestar atención a la frecuencia de lavado de tu cabello. Si te lo lavas en exceso, podrías eliminar la grasa natural de tu cuero cabelludo, y en consecuencia, de tu cabello. Pero si te lo lavas con poca frecuencia, tus rizos pueden tornarse flácidos y grasos. ¿Con qué frecuencia deberías lavar el cabello rizado? Todo depende de la textura de tu cabello. Algunos tipos de rizos son más secos que otros, y necesitan ser lavados con shampoo una vez a la semana, mientras que otros requieren una mayor frecuencia. En definitiva, debes lavar y acondicionar tu cabello según lo sientas graso o seco, y usar los siguientes consejos para cabello rizado como guía.


Cabello rizado fino

Para los rizos de texturas más finas un poquito de aceite natural es suficiente, así que deberás lavar con shampoo diariamente o cada dos días para que tus rizos u ondas no se vean pesados o flácidos. Usa un shampoo de fórmula suave como Garnier Fructis Triple Nutrition Curl Nourish Sulfate-Free Shampoo para reducir la grasa, seguido siempre de un acondicionador para reponer la humedad del cabello rizado.


Cabello rizado de grosor medio

Si tu cabello rizado es de grosor medio, debes lavarlo cada dos o tres días. Una pequeña cantidad de aceite natural hará que tu cabello se vea mejor. Sin embargo, si te encanta hacer ejercicio, es probable que tengas que optar por el lavado co-wash (lavado con acondicionador) entre shampoo y shampoo. Garnier Fructis Triple Nutrition Curl Nourish Conditioner cuida los rizos con una mezcla de aceites de nuez de macadamia, jojoba y coco. Otra opción para después de hacer ejercicio: enjuaga tu cabello con agua y masajea el cuero cabelludo para revivir tus rizos entre lavado y lavado.


Cabello rizado grueso o áspero

La textura de este tipo de cabello rizado suele ser la más árida, así que puedes pasar más tiempo sin lavarlo. Si te lavas el cabello una vez a la semana, preservarás su grasa natural el mayor tiempo posible. Si necesitas refrescar tus rizos entre lavado y lavado, puedes usar un shampoo seco u optar por el lavado co-wash con un acondicionador como Garnier Fructis Triple Nutrition Curl Nourish Conditioner.


Una vez que determines con qué frecuencia debes lavarte el cabello con shampoo, puedes seguir esta rutina al piel de la letra para aprovechar al máximo el cabello rizado.


Productos relacionados