¿Cuándo deberías empezar a usar productos antienvejecimiento?

Saber cuándo comenzar a utilizar productos antienvejecimiento puede ser bastante confuso. Algunas personas sostienen que nunca se puede empezar a usar este tipo de productos demasiado pronto; otras dicen que hay que esperar lo máximo posible para evitar que la piel se vuelva “perezosa”. Si quieres ralentizar el proceso de envejecimiento de tu piel, pero solo quieres utilizar productos antienvejecimiento cuando tu piel esté preparada para esto, te proporcionamos una lista y una explicación de cuándo debes empezar a utilizarlos.


Empieza a cualquier edad

FPS

Mucha gente no piensa en el FPS como un producto antienvejecimiento, pero en realidad es el producto más potente que se puede utilizar para combatir el envejecimiento. El sol es el factor número uno que hace que nuestra piel envejezca más rápido de lo que nos gustaría. Deberías usar FPS 15 o superior todos los días: el sol causa el 90 % del envejecimiento de la piel. “La protección solar (busca una protección de amplio espectro que abarque tanto los daños causados por los rayos UVB como por los UVA) es probablemente el tratamiento preventivo antienvejecimiento más importante que puedes tener para ti”, afirma Nannan Chen, investigadora científica adjunta de Garnier Scientific Affairs.


Independientemente del tiempo que haga, debes usar protección solar. Incluso si no pasas tiempo tomando sol, aún puedes exponerte a los dañinos rayos UVB y UVA mientras te permaneces sentada en un auto, junto a una ventana, o incluso en un avión. Si usas maquillaje o crema hidratante con color, puedes matar dos pájaros de un tiro y utilizar un producto que te proporcione cobertura y FPS. En verano o en los días de playa, asegúrate de aplicarte FPS en todo el cuerpo y vuelve a aplicarlo después de entrar en el agua.


Empieza en la adolescencia y a los 20

Desarrolla buenos hábitos de cuidado de la piel en la adolescencia y a los 20, que pueden durar toda la vida. Las decisiones que tomes durante estas décadas pueden afectar a tu piel a largo plazo; el aspecto de tu piel a los 40, 50 y 60 años dependerá de ellas.


Sueros formulados con antioxidantes

Los sueros formulados con antioxidantes son una forma potente de iluminar, restaurar y refinar el aspecto de tu piel. Pueden ayudar a difuminar el aspecto de las líneas de expresión y las manchas oscuras con el paso del tiempo. También son una buena forma de proteger la piel de los radicales libres. Utiliza sueros formulados con los antioxidantes que describimos anteriormente en el artículo para aprovechar sus beneficios de cuidado de la piel. Los sueros son ideales para utilizarlos después de la exfoliación y antes de aplicar la crema hidratante. Deberías incluir definitivamente un suero formulado con antioxidantes en tu rutina.


Retinol (Pro-retinol)

Este derivado de la vitamina A es uno de los ingredientes antienvejecimiento más populares. Tiene propiedades exfoliantes y renovadoras de la piel, y puede ayudar a minimizar la aparición de líneas de expresión y arrugas. Neutraliza los radicales libres, que son partículas que se adhieren a nuestra piel y provocan el envejecimiento prematuro.


Vitamina C

La vitamina C es otro potente antioxidante que puede mejorar el aspecto de la piel e hidratarla. La vitamina C también puede mejorar el aspecto de la piel dándole un brillo radiante. A medida que envejeces, la renovación de la piel se ralentiza, lo que puede hacer que tu piel tenga un aspecto más apagado. La vitamina C puede contrarrestar esto y hacer que tu piel se vea más radiante. “La vitamina C es imprescindible para cualquier persona preocupada por el antienvejecimiento”, dice Chen.


Té verde

El té verde es una catequina que forma parte de la familia de los antioxidantes. Puede tener cualidades hidratantes y reconstituyentes, sobre todo en la piel sensible.


Ácido hidróxido

Los ácidos hidróxidos son una forma sintética de los ácidos de las frutas. Cuando se aplican a la piel, pueden exfoliar las células viejas de la piel y revelar una piel de aspecto más radiante. Pueden hacer que tu piel sea más sensible al sol, así que no te los apliques por las mañanas antes de salir a la calle.


Empieza a los 40 y a los 50

Crema antiarrugas

Los antioxidantes que se encuentran en muchas fórmulas de productos antienvejecimiento pueden ayudar a disminuir la apariencia de las líneas de expresión. Una vez que esas líneas se conviertan en arrugas, es posible que quieras ampliar tu rutina de cuidado de la piel. Cuando se utiliza en una concentración más alta (10 por ciento o más), el ácido alfahidróxido o glicólico puede hacer que tu piel parezca más rellena. Considera la posibilidad de pedirle a tu dermatólogo un producto de prescripción para contrarrestar la apariencia visible de las arrugas.


Productos relacionados