5 tipos de mascarillas faciales

Ya sea que busques un refuerzo de hidratación o que necesites un poco de ayuda con la iluminación del rostro, una mascarilla facial es una forma relajante y divertida de ampliar la rutina de cuidado de la piel. Si tienes en cuenta la gran variedad de mascarillas disponibles en el mercado, es comprensible que sientas el impulso de abastecerte de todo, desde mascarillas de láminas hasta mascarillas de arcilla o aquellas formuladas con tu antioxidante favorito. Pero antes de llenar tu gabinete con todos los productos del pasillo de belleza, vamos a echar un vistazo a algunas de las diferentes mascarillas que existen y cómo puede ayudar cada una de ellas a que tu piel luzca lo mejor posible.


Mascarilla de arcilla de caolín

Las mascarillas formuladas con caolín, o arcilla cosmética, pueden ayudar a minimizar el aspecto de los poros y a matificar la piel grasosa. Garnier Clean+ Pore Purifying 2-in-1 Clay Cleanser/Mask está formulada con extractos de carbón vegetal para retirar las impurezas de la piel como un imán. Utilízala una o dos veces a la semana como mascarilla de cinco minutos, o deja que la arcilla purificadora limpie tus poros a diario como limpiador cotidiano.


Mascarilla de láminas

Las mascarillas hechas con láminas de papel ayudan a la piel a absorber la fórmula hidratante, ya que evitan el exceso de evaporación. La Dra. Diane Madfes, dermatóloga asesora de Garnier, confirma que las mascarillas de láminas son adecuadas para todo tipo de piel. Ella sugiere buscar una mascarilla formulada con ácido hialurónico o glicerina para ayudar a nutrir la piel.


Mascarilla para los ojos

Algunas mascarillas se enfocan específicamente en la zona delicada de los ojos. Como ocurre con las mascarillas de láminas, las mascarillas para los ojos suelen estar hechas de una lámina fibrosa empapada en una fórmula similar a un suero que ayuda a que se adhiera a la piel. Las mascarillas para los ojos suelen centrarse en problemas específicos de la zona de los ojos, como las líneas de expresión y la piel apagada.


Mascarilla antioxidante

Las mascarillas de láminas suelen estar formuladas con antioxidantes y pueden ayudar a tratar problemas específicos de la piel. Busca una mascarilla formulada con antioxidantes, como la granada o el té verde, si lo que quieres es potenciar la apariencia de luminosidad y juventud de la piel. Y no te detengas en la elección de una mascarilla específica: una vez que retires la mascarilla, continuar con una crema hidratante o crema de noche puede reforzar sus beneficios.


Mascarilla matificante

Para la piel grasosa, una mascarilla matificante puede ayudar a eliminar las impurezas, equilibrar el cutis irregular y aliviar la piel. Busca mascarillas formuladas con ingredientes que ayuden a matificar la piel, como el té verde.


Productos relacionados