Todo lo que necesitas saber sobre el protector solar

El protector solar y el FPS deben ser un componente esencial de tu rutina de cuidado de la piel. ¿Por qué? Porque la exposición al sol es el mayor factor de envejecimiento de la piel. Proteger la piel de la exposición al sol y de los daños causados por los rayos solares puede ayudarte a mantener una piel joven, uniforme y radiante durante más tiempo. El uso de protector solar también puede ayudar a prevenir las manchas oscuras y, en el peor de los casos, el cáncer de piel. Sigue leyendo para saber cómo puedes encontrar el mejor protector solar y la mejor crema hidratante con FPS para proteger tu piel de los daños por el sol. Sigue estas cinco reglas para tener una piel de apariencia sana y protegida del sol.


1. Debes usar FPS todos los días

La aplicación de la protección solar debe hacerse todos los días, no solo en los días soleados o en verano. Haz un esfuerzo concertado para proteger tu piel del sol de forma regular; realmente vale la pena. “Proteger nuestra piel de los daños causados por los rayos ultravioletas es nuestra mejor herramienta para preservarla”, afirma la Dra. Diane Madfes, dermatóloga asesora de Garnier. “La protección solar debe aplicarse cada mañana. Utiliza al menos un FPS 15 todos los días. Si va a estar al aire libre, aumenta tu FPS y recuerda volver a aplicarlo después de dos horas. Lo mejor es mantenerse alejado de la luz del día entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde (la radiación solar está al máximo durante esas horas). Recuerda que los rayos UV pueden dañar tu piel y provocar arrugas, manchas marrones, flacidez y cáncer de piel”.


2. Qué indica el número FPS

¿Te has preguntado alguna vez qué significa realmente el número que aparece en el frasco del protector solar? Podemos darte más información. “FPS significa factor de protección solar”, dice la Dra. Madfes. “Se refiere a la capacidad de un producto para protegerte de los rayos del sol y varía según la persona. Los protectores solares químicos crean una película que filtra la radiación UV para que no llegue a la piel. Los protectores solares físicos, como los formulados con dióxido de titanio y óxido de zinc, desvían todos los rayos UV. Utilizar un producto con FPS de amplio espectro puede disminuir el riesgo de contraer cáncer de piel”.


3. El FPS caduca

Los protectores solares y los productos con FPS son muy eficaces para proteger la piel del sol. Sin embargo, pueden perder eficacia cuando superan su fecha de caducidad, así que asegúrate de que tu producto aún esté dentro del período válido. Incluso si todavía tienes un frasco lleno de protector solar del año pasado para usar, ten en cuenta que tal vez ya no sea eficaz. Además, aunque tu protector solar no haya caducado todavía, si notas que tiene una consistencia u olor extraños, puede que sea el momento de tirar el producto.


4. Puedes adaptar el FPS a tu tipo de piel

Puedes encontrar un producto con FPS que se adapte a las necesidades de tu piel, ya sea grasosa, seca, sensible o mixta. Hay muchos productos en el mercado y podrás encontrar fácilmente cremas y atomizadores hidratantes, sin aceite, sin perfume o de lo que tu piel necesite. También puedes proteger tu piel y darle un aspecto más impecable a través de un producto como la BB Cream. Garnier SkinActive's 5-in-1 Miracle Perfector BB Cream tiene un FPS 15 de amplio espectro que puede ayudar a controlar el brillo, minimizar la apariencia de los poros e igualar el tono de la piel.


Productos relacionados