¿La posición en la que duermes puede afectar tus esfuerzos de antienvejecimiento?

Dormir: hay pocas cosas que sean mejores para el cuerpo que una buena noche de sueño. Durante la noche, la piel se restaura, reconstruye su elasticidad y combate los radicales libres que se hayan acumulado en la superficie durante el día. Aunque el sueño es esencial para la piel y la salud en general, la forma en que duermes puede afectar a la formación de líneas de expresión y arrugas en el rostro. A continuación, analizamos cómo el sueño puede afectar tus esfuerzos de antienvejecimiento y explicamos cómo conseguir la mejor noche de descanso para tu rostro.


Dormir de lado

Dormir de lado puede ser supercómodo y es natural ponerse de lado de vez en cuando. Por desgracia, empujar constantemente la cara contra la almohada puede hacer que se formen líneas de expresión debido a la presión de la almohada sobre la cara. Además, si duermes sobre una funda de almohada de algodón, quizá reseques tu piel en ese lado, ya que el algodón puede extraer la humedad de la piel. Trata de evitar dormir de lado, pero si debes hacerlo, practica alternar los lados. Asimismo, compra una funda de almohada de seda o satén, que extraerá menos humedad y proporcionará una superficie mucho más tolerante para la piel.


Dormir boca abajo

¿Te gusta enterrar toda la cabeza en la almohada mientras duermes boca abajo? Desgraciadamente, ésta es la forma menos beneficiosa de dormir para la cara, por varias razones. Una de ellas es que se puede acumular líquido bajo los ojos, lo que puede hacer que se vean hinchados. Otra razón es que la piel está sometida a una presión constante por parte de la almohada, que tira de la piel y elimina la humedad. Por último, si tienes la piel grasosa, tu cara transferirá parte de los aceites a tu almohada, lo que puede agravar la obstrucción de los poros y, en última instancia, puede causar imperfecciones. Evita dormir así si puedes, pero si no puedes evitarlo, empieza el día con un tratamiento para los ojos, como Garnier Clearly Brighter Anti-Puff Eye Roller, que ayuda a ocultar esas ojeras.


Dormir de espaldas

La posición ideal para dormir es boca arriba, ya que no se ejerce presión durante toda la noche, lo que se traduce en menos líneas de expresión visibles. (También evitará que tu cara toque la almohada y se limpie toda la Garnier Miracle Anti-Fatigue Sleeping Cream). A diferencia de dormir de lado o boca abajo, el líquido no se acumula alrededor de los ojos. Por último, tu cara no tocará la funda de la almohada, lo que evitará el intercambio de aceites, suciedad y mugre. Para mejorar esta posición de poder del sueño, aplica una crema de noche o una mascarilla nocturna de vez en cuando, a fin de despertarte con un aspecto realmente impecable. Es hora de replantearte la forma de dormir para mantener la mejor piel del rostro.


Productos relacionados