¿La contaminación puede afectar la piel?

Si vives en una zona poblada, es difícil escapar a diario de los agresores ambientales, como la contaminación. “La contaminación puede generar radicales libres en la piel”, afirma Nannan Chen, investigadora científica adjunta de Garnier Scientific Affairs. “Los radicales libres son moléculas muy inestables que reaccionan muy rápido con otros compuestos. Así que estos radicales libres pueden tener un efecto destructivo en la estructura de soporte de la piel, y se ha demostrado que aceleran el envejecimiento de la piel”. Aquí se explican las formas en que la contaminación puede afectar la piel y cómo puedes contrarrestar los efectos.


¿Cómo afecta la contaminación a la piel?

Las pequeñas nanopartículas en forma de suciedad, polvo u hollín pueden penetrar y afectar negativamente a las células de la piel, lo que provoca el envejecimiento prematuro en un proceso llamado oxidación. Además, gases como el dióxido de nitrógeno, el ozono, el monóxido de carbono y el dióxido de azufre pueden dañar nuestra piel. Nuestra piel sirve de barrera natural contra los factores externos y, aunque consigue mantener la mayoría de las cosas fuera, no es completamente impenetrable. La contaminación perjudica la función de barrera de la piel ya que descompone el colágeno y los lípidos que contiene. Los estudios demuestran que las mujeres que viven en zonas urbanas tienen la piel hasta un 10 por ciento más avejentada que la de las mujeres que no viven en zonas urbanas. Además, la contaminación puede causar irritación, erupciones y brotes, sobre todo durante los picos de contaminación. Las partículas de suciedad pueden acumularse en la superficie de la piel, lo que puede obstruir los poros al mezclarse con las células y los aceites de la piel.


¿Qué tipo de cuidado de la piel combate la contaminación?

La clave para combatir los efectos de la contaminación en tu piel es limpiarla todos los días, dos veces al día, con productos formulados con antioxidantes. “Los antioxidantes son moléculas capaces de neutralizar a los radicales libres y, por lo tanto, de mitigar su efecto negativo”, afirma Chen. Encuentra la rutina perfecta de cuidado de la piel con complejo antioxidante a continuación.


1. Limpieza profunda

Utiliza agua micelar dos veces al día para eliminar las partículas y el hollín que puedan adherirse a tu piel. El agua micelar atrae la suciedad y el polvo como un imán, pero se siente suave como el agua en la piel. Por la noche, puedes asegurarte de que se eliminen todas las partículas si complementas el agua micelar con un limpiador suave. Sugerimos Garnier SkinActive’s Clean+ Invigorating Daily Scrub, ya que limpia y pule en profundidad para afinar el aspecto de los poros. Liberarás a tu piel de los radicales libres y te despertarás con una piel resplandeciente.


2. Considera un tónico

Un tónico eficaz y sin alcohol eliminará los restos de partículas que no se hayan podido eliminar con la limpieza.


3. Incorpora los antioxidantes

La oxidación puede hacer que tu piel envejezca prematuramente, en especial cuando se expone al aire y a los contaminantes nocivos. Una rutina de cuidado de la piel que incluya antioxidantes puede detener este proceso. Utiliza productos formulados con vitamina A, C o E en tu rutina para ayudar a la piel a combatir la oxidación. Por la mañana, recomendamos Garnier SkinActive’s Clearly Brighter Brightening and Smoothing Moisturizer with SPF 15. Protegerá tu piel del sol, lo que es importante en zonas contaminadas, ya que la contaminación puede empeorar los efectos del sol en tu piel. La crema hidratante también está formulada con vitamina C y E, que combaten los radicales libres y dan brillo a la piel.


4. Protege tu barrera por la noche

Como mencionamos antes, la contaminación ataca constantemente a tu piel y puede causar que envejezca de forma prematura. Además, puede extraer la humedad de tu piel y hacer que tenga un aspecto más apagado. Aplica siempre una crema hidratante por la noche para ayudar a fortalecer esta zona del rostro. Una barrera fuerte es la clave para luchar contra la contaminación.


¿Cómo se puede combatir la contaminación de otras maneras?

La dieta desempeña un papel importante en la lucha contra los contaminantes, y los beneficios de los antioxidantes también se trasladan a lo que comes. Come bayas, verduras de hoja verde, cítricos y mariscos que contengan Omega-3 y ayuden a tu cuerpo a combatir la oxidación desde dentro.


También debes beber mucha agua a lo largo del día. La contaminación puede eliminar la humedad de la piel, por lo que es importante reponerla.


Productos relacionados