¿Cuál es el mejor limpiador facial para la piel grasa?

Si tienes la piel grasa, es absolutamente indispensable que limpies tu piel. La limpieza puede eliminar la suciedad y la grasa acumuladas en tu piel y regular la futura producción de grasa. Sabemos que si te aplicas el maquillaje o el humectante directamente en la piel sin antes limpiarla, es probable que se “resbalen” o que tu piel se vea brillante a kilómetros de distancia. Para conseguir una tez equilibrada, te contamos cuál es el mejor limpiador facial para la piel grasa. Lee más.


1. Limpiadores matificantes

Una de las prioridades de las personas con piel grasa es lograr terminar la jornada sin que la grasa se filtre a través del maquillaje. Maneja tu piel grasa con un limpiador matificante, formulado especialmente para minimizar la grasa y dejar la piel lisa y fresca. Garnier Micellar Cleansing Water All-in-1 Mattifying es un limpiador sin enjuague que usa la tecnología de las micelas para arrastrar las impurezas y eliminar el maquillaje. Sin necesidad de frotar, deja tu piel limpia y sin el residuo graso que dejan algunos limpiadores.


2. Limpiadores formulados con carbón

Los limpiadores de carbón son muy eficaces para la piel grasa, ya que el carbón es absorbente y puede arrastrar las impurezas de la superficie de la piel como si fuera un imán sin resecarla (lo que podría aumentar la producción de grasa). Los limpiadores faciales formulados con carbón pueden eliminar el exceso de sebo y grasa de los poros, limpiando realmente la piel sin agredirla ni dejarla tirante. Si quieres descubrir el poder del carbón, prueba Garnier SkinActive’s Clean+ Shine Control Gel. Tu piel quedará profundamente limpia y sin brillos. Para los viajes o periodos de mucha actividad, también puedes optar por las toallitas infusionadas con carbón para limpiar la piel. Prueba Garnier SkinActive’s Clean+ Purifying Oil-Free Towelettes para eliminar la suciedad, el maquillaje y la grasa que obstruyen los poros.


3. Limpiadores suaves

Puede parecer contradictorio, pero si eliminas la grasa de tu piel, puedes causar el aumento de la producción natural de grasa. Los limpiadores faciales que no contienen químicos agresivos ayudan a evitar la resequedad o irritación que pueden resultar en una piel grasa. Garnier The Gentle Sulfate-Free Cleanser es una fórmula limpiadora suave para piel grasa formulada sin sulfatos, sin alcohol, sin fragancia, sin parabenos, sin aceites y sin jabón. Mima tu piel con este limpiador suave y calmante.


4. Limpiador facial de ácido salicílico

Muchas personas empeoran la condición grasa de su piel con limpiadores que resecan. Los limpiadores formulados con ácido salicílico son idóneos para la piel grasa, pues brindan una limpieza profunda y eliminan la suciedad que causa las imperfecciones sin privar a la piel de la humedad que necesita. Garnier SkinActive Clean+ Blackhead Eliminating Scrub limpia profundamente, tensa los poros y deja la piel lisa. Su fórmula infusionada con carbón arrastra la suciedad, la grasa y las impurezas causantes de los puntos negros como un imán, desobstruyendo los poros y limpiando la tez.


5. Limpiadores de arcilla

Kaolin, un tipo de arcilla usado en las mascarillas, es un ingrediente idóneo para la piel grasa que ayuda a absorber el exceso de grasa. No tienes por qué limitar su uso a una vez por semana, la arcilla kaolin está presente también en algunos limpiadores faciales en una concentración menor. La fórmula Garnier’s SkinActive Pore-Purifying 2-in-1 Clay Mask/Cleanser a base de arcilla cremosa multiusos es a la vez un limpiador y una mascarilla para purificar los poros.


Cómo usar el limpiador facial en tu rutina de cuidado de la piel


Ya elegiste un limpiador facial formulado para piel grasa, ahora debes integrarlo en tu rutina de cuidado de la piel. La limpieza es el primer paso para manejar la piel grasa, pero a continuación debes seguir varios pasos para conseguir una piel hermosa y de aspecto saludable.


1. Limpiar la piel

Cuando te laves el rostro, asegúrate de tener limpias las manos antes de aplicar el limpiador. Los dedos acumulan mucha grasa, y es importante evitar estimular la producción de grasa. Aplica el limpiador sobre la piel húmeda con un masaje circular, enjuágala y seca con golpecitos suaves. Si tienes la piel grasa, aconsejamos remplazar la toalla varias veces a la semana para evitar que la acumulación de grasa y células muertas estimule la producción de grasa.


2. Hidratar y matificar la piel

Cuando termines de limpiarte la piel, usa un hidratante facial para mantener la piel limpia y mate durante el resto del día. Por la mañana puedes usar un hidratante con un toque de color o BB Cream para que te acompañe todo el día. Garnier SkinActive’s 5-in-1 Miracle Skin Perfector BB Cream Oil-Free te ayuda a conseguir una tez sin brillos.


3. Maquillaje sin aceite

Algunas mujeres prefieren una capa extra de maquillaje o corrector además de la BB Cream, sobre todo si su piel presenta imperfecciones. Elige productos de maquillaje que sean compatibles con la piel grasa. Normalmente, se trata de productos que no contienen aceite para evitar exacerbar los niveles de grasa que produce la piel.


4. Papel secante

El papel secante es muy útil durante los periodos de mucha actividad para retocar las zonas brillantes. Si notas un exceso de grasa durante el día, puedes remediarlo rápidamente con papel secante.


Con el limpiador facial y la rutina de cuidado adecuados puedes tener una piel de aspecto saludable y radiante aunque tu piel sea grasa o brillante.


Productos relacionados