¿Tienes el pelo teñido? Aquí te indicamos cómo acondicionar tu pelo de forma precisa

Se sabe que la coloración del cabello puede hacer que se sienta y se vea seco con el tiempo. Claro que el primer día con el color recién hecho se ve increíble, vibrante y muy brillante, pero, con el paso del tiempo, el cabello teñido puede comenzar a verse opaco y sin vida. Eso sucederá a menos que sepas cómo cuidarlo adecuadamente. ¿Sabes cuál es uno de los factores más importantes para que tu cabello teñido luzca lo mejor posible a largo plazo? ¡La hidratación! El cabello teñido necesita mucha…, mucha… MUCHA hidratación, así que asegúrate de seguir los cinco consejos que se indican a continuación. Compartimos los siguientes consejos para ayudarte a acondicionar tu cabello teñido, a fin de que siempre luzca tan bien como el primer día.


Consejo n.º 1 para acondicionar el cabello teñido: Haz el trabajo de preparación

Tanto si vas a la peluquería para que tu peluquero favorito te tiña el pelo de forma profesional como si prefieres hacer el camino por ti misma comprando una caja en la farmacia local, preparar tu cabello para la coloración inminente es clave. Para eso, invierte en una mascarilla de acondicionamiento profundo para el cabello, como Whole Blends Honey Treasures Repairing Mask, y úsala una vez a la semana, empezando unas semanas antes de tu servicio de coloración en la peluquería o de tu tinte hecho por ti misma. Si le das a tu cabello un estímulo adicional de hidratación antes de la coloración, puedes ayudar a garantizar que tenga la hidratación que necesita para soportar el proceso químico que se avecina.


Consejo n.º 2 para acondicionar el cabello teñido: Usa los productos adecuados

Cuando tienes el pelo teñido, usar cualquier champú y acondicionador puede hacer que tu cabello se vea un poco peor. Esto se debe a que muchos champús tradicionales contienen agentes limpiadores que pueden quitar intensidad a los mechones de tu nuevo tono, lo que hará que se vea descolorido y se sienta seco mucho más rápido de lo que sucedería por sí solo. En su lugar, elige productos para el cuidado del cabello formulados específicamente para el cabello teñido. Estas fórmulas no solo ayudan a preservar la vitalidad y el brillo de tu color fresco, sino que también suelen ser mucho más hidratantes y pueden ayudar a mantener la hidratación en tu cabello.


Consejo n.º 3 para acondicionar el cabello teñido: Los productos sin enjuague son tu nuevo mejor amigo

¿Quieres maximizar la hidratación? Empieza a incorporar un acondicionador sin enjuague a tu rutina de cuidado del cabello. A diferencia de nuestros acondicionadores que se enjuagan —y de nuestras mascarillas de acondicionamiento profundo favoritas—, los productos de acondicionamiento sin enjuague son mucho más ligeros. Estas texturas ligeras las convierten en la opción perfecta para el peinado diario de los cabellos teñidos, ya que pueden proporcionar a tu cabello una hidratación duradera sin apelmazar el peinado.


Consejo n.º 4 para acondicionar el cabello teñido: Usa una mascarilla

Las mascarillas de acondicionamiento profundo no solo son ideales cuando preparas el cabello para la coloración, sino que también son un complemento maravilloso para tu rutina semanal de cuidado del cabello. Estas sesiones semanales de acondicionamiento profundo pueden ayudar a hidratar el cabello en las zonas en las que suele parecer más seco, desde la mitad del cabello hasta las puntas. Busca una mascarilla de acondicionamiento profundo que complemente tu champú y acondicionador habituales para sacar el máximo partido a la fórmula.


Consejo n.º 5 para acondicionar el cabello teñido: Relájate

Gracias a nuestro amor por los secadores, las planchitas y los rizadores, la mayoría de nosotras sometemos nuestro cabello a mucho más calor del que deberíamos. En el caso de los cabellos teñidos, este calor excesivo puede acabar desvaneciendo nuestro tono y resecando nuestras mechas. Intenta reducir al mínimo los peinados con calor cuando te tiñas el pelo (deja las herramientas calientes para ocasiones especiales o eventos importantes) y sécalo al aire siempre que sea posible. Es más, aunque esas duchas de agua caliente pueden sentirse bien, en realidad pueden causar los mismos efectos que las herramientas con calor cuando se trata de nuestros bucles. Cuando te laves y enjuagues el cabello en la ducha, intenta utilizar agua fría para ayudar a conservar la humedad. Incluso puedes notar que las mechas tienen un aspecto más brillante como resultado de esto.


Productos relacionados