5 consejos para escoger la crema hidratante adecuada

Quizá pienses que todas las cremas hidratantes son iguales: es solo una crema que te pones en la cara para mantenerla hidratada, ¿verdad? No exactamente. Existe una gran variedad de productos hidratantes, todos con una sensación y olor diferentes, que proporcionan distintos beneficios para la piel. Entonces, ¿cómo eliges el mejor para ti? Sigue los consejos que se indican a continuación y encuentra el producto adecuado para ti.


1. Ten en cuenta tu tipo de piel

¿Tu piel es seca, grasosa, normal o una combinación de varios tipos? ¿Eres propensa al acné o tienes la piel sensible? Las respuestas a estas preguntas deberían determinar el tipo de crema hidratante que elijas, ya que los distintos productos están formulados para diferentes tipos de piel.


2. Piensa en la textura

La textura de una buena crema hidratante para ti también está relacionada con tu tipo de piel. A la piel normal le va mejor una crema hidratante ligera y no grasosa, mientras que la piel seca puede necesitar una fórmula más pesada y cremosa, que es más probable que “retenga” la humedad. Fíjate no solo en la textura del producto en el envase, sino en cómo se siente en tu rostro después de aplicarlo.


3. Comprueba su aroma

La crema hidratante estará literalmente al lado de tu nariz cada vez que te la apliques, por lo que el aroma es importante. Solo por eso, merece la pena comprar en un establecimiento donde se puedan probar los distintos tipos de crema hidratante o, al menos, desenroscar los envases para olerlos. Y si tienes una piel sensible o propensa al acné, intenta evitar cualquier crema hidratante con fragancias o perfumes.


4. Usa FPS

¿Te aplicas protector solar todos los días? Probablemente sepas que este es un paso importante en tu rutina de cuidado de la piel. La mejor manera de combatir los daños en la piel causados por los rayos ultravioletas del sol es ponerse protector solar todos los días. Ahí es donde rinde la crema hidratante: intenta elegir una crema hidratante con un FPS 15 o superior y aplícala todos los días según las indicaciones.


5. Lee las etiquetas

La etiqueta de cualquier producto para la piel puede parecer completamente ininteligible, pero aprenderás mucho si lees con atención. En concreto, busca cremas hidratantes que lleven la etiqueta “sometido a pruebas de alergia” (menos probable que cause reacciones alérgicas) y “no comedogénico” (menos probable que obstruya los poros). Estas etiquetas no garantizan que una crema hidratante no vaya a irritar la piel, pero son un punto de partida sólido para la mayoría de las personas.


Encontrar la crema hidratante perfecta puede ser un reto. A menudo, los consumidores lo consiguen con un poco de prueba y error, que funciona de forma diferente para cada persona. Te recomendamos utilizar estos 5 consejos sencillos para encontrar la crema hidratante perfecta para ti.