3 tipos de limpiadores perfectos para la piel seca

Puedes evitar que la piel se vuelva más seca, tirante o agrietada si implementas buenos hábitos de cuidado de la piel. Ten cuidado cuando limpies la piel seca: usar el producto equivocado puede deshidratarla aún más. Encontrar el producto de limpieza adecuado y mantenerse constante con el uso de este crea una base sólida para una rutina de cuidado de la piel saludable. Si conoces los productos que mejor se adaptan a tu piel, puedes ayudar a restaurar la hidratación de la piel y a mejorar su función de barrera. Logramos identificar tres limpiadores perfectamente compatibles con la piel seca.


1. Limpiador de aceite

Dado que tienes la piel seca, no debes rehuir el uso del aceite como limpiador. Es una forma estupenda y suave de limpiar la piel y mantener su equilibrio. Los limpiadores de aceite son eficaces porque están llenos de partículas de aceite que atraen y descomponen el maquillaje, el sebo, la grasa, el sudor y la suciedad del rostro sin interferir en la función de barrera de la piel. En este proceso, el aceite atrae a otros aceites y los descompone, disolviéndolos sin resecar la piel. Busca limpiadores que contengan aceites como el de aguacate, macadamia, jojoba o coco para utilizarlos en tu piel. Lee nuestra guía para la limpieza con aceite aquí.


2. Agua micelar

El agua micelar es un increíble producto todo en uno que elimina las impurezas del rostro. Con la cantidad de agua que viertes sobre una almohadilla de algodón puedes limpiar todo el rostro y eliminar todos los restos de maquillaje, sin necesidad de enjuagarla. El agua micelar contiene micelas, que actúan como un imán para absorber y eliminar el maquillaje, el sudor, la grasa y la suciedad. Es la forma perfecta de limpiar la piel después de un largo día (cuando realmente quieres irte a la cama) o cuando estás de viaje y necesitas una rutina de cuidado de la piel rápida y sencilla. Además, no reseca la piel, por lo que es perfectamente compatible con tu tipo de piel. Basta con verterlo en una almohadilla de algodón, presionarlo contra la piel durante unos segundos y, luego, pasar un paño para limpiar el rostro. Sigue con una crema hidratante y podrás estar lista para acostarte en pocos minutos. Garnier SkinActive’s Micellar Cleansing Water All-in-1 Make Up Remover and Cleanser hará lo que necesitas y conseguirás que tu piel quede limpia y suave superrápido.


3. Leche limpiadora

En caso de duda, un limpiador suave y sin perfume, como Garnier SkinActive’s Clean +Makeup Removing Lotion Cleanser es una buena opción de limpieza. Disuelve el rímel a prueba de agua y devuelve la hidratación y el equilibrio a tu piel, todo sin necesidad de perfume, colorantes ni alcohol. Utiliza una cantidad del tamaño de una moneda pequeña en una almohadilla de algodón y limpia suavemente tu rostro para eliminar cualquier resto de maquillaje, aceite o sudor.


Productos relacionados