Frecuencia de uso de mascarillas según el tipo de piel

Las mascarillas de láminas son una de las tendencias de belleza más populares del momento, lo que significa que puede ser tentador comprar la mascarilla más cercana y probarla de inmediato. Estamos convencidos de que hay que estar al día con las últimas tendencias en el cuidado de la piel, lo que significa que hay que informarse sobre la mejor manera de utilizarlas. Las mascarillas de láminas están diseñadas para diversos problemas de la piel y pueden beneficiar a todos los tipos de piel, lo que significa que probablemente encontrarás una mascarilla de láminas favorita para tu piel. Consultamos a un experto sobre lo que hay que tener en cuenta al probar una mascarilla de láminas, incluida la frecuencia de uso.


Piel normal

Si tienes una piel normal que no es demasiado seca ni grasosa, la dermatóloga asesora de Garnier, la Dra. Diane Madfes, recomienda utilizar una mascarilla de láminas una vez a la semana. “Dedicar tiempo en el día para hidratar la piel es algo bueno”, dice la Dra. Madfes. Busca una mascarilla formulada con ácido hialurónico para ayudar a hidratar la piel, y un antioxidante con vitamina C como la granada para ayudar a iluminar el aspecto de la piel.


Piel seca

La piel que es más seca puede beneficiarse del estímulo de hidratación relajante que proporciona una mascarilla de láminas. La Dra. Madfes sugiere ponerse la mascarilla dos veces por semana para aprovechar la “mayor concentración de ingredientes”. Las mascarillas de láminas suelen tardar unos 15 minutos en impregnarse en la piel. Con media hora más por semana, conseguirás una hidratación más profunda antes de refrescar tus noticias en las redes sociales.


Piel grasosa

Si tienes la piel grasosa, es importante que la mantengas limpia e hidratada para evitar una mayor acumulación de aceite. A menudo, las personas con piel grasosa piensan que es mejor secarla, pero eso puede tener el resultado contrario al deseado. Sin embargo, la humedad adicional de una mascarilla de láminas ayuda a mantener el equilibrio de la piel. La Dra. Madfes recomienda a las personas con piel grasosa que utilicen la mascarilla de láminas una vez a la semana. Busca una mascarilla formulada con té verde para ayudar a matificar la piel y reducir visiblemente la apariencia de los poros.


Productos relacionados