6 productos para el tratamiento delicado de la piel sensible

La piel sensible necesita mucho cariño y atención cuando se trata de productos y regímenes de cuidado de la piel. Si utilizas los productos o el régimen incorrecto, podría causar enrojecimiento, irritación o algo peor. Si quieres evitar que tu piel no luzca ni se sienta lo mejor posible, te brindamos pautas sobre cómo identificar si tienes una piel sensible, cómo evitar la irritación, y seis productos compatibles con tu tipo de piel.


¿Cómo sabes si tienes la piel sensible?

La piel sensible puede presentarse de diferentes maneras, pero, la mayoría de las veces, la piel puede sentir molestias o aparecer irritada. “La piel se siente seca y escamosa, pero lo más frecuente es que la gente se queje de un mayor enrojecimiento”, afirma la Dra. Diane Madfes, dermatóloga asesora de Garnier SkinActive. La irritación o los brotes pueden producirse por diversos motivos. Pueden producirse de forma estacional, como cuando las temperaturas son extremadamente frías o cálidas. También pueden producirse debido a ciertos ingredientes de las fórmulas de los productos.


¿Qué ingredientes pueden causar irritación?

Cada persona tiene un tipo de piel diferente y puede experimentar irritación por diversos factores. Sin embargo, hay algunos ingredientes que no se recomiendan para la piel sensible, como el alcohol, las fragancias y los colorantes, que pueden causar erupciones en la piel. ¿Cómo se ve y se siente la “erupción”?


“Picor, ardor y dolor punzante”, dice la Dra. Madfes. “La piel sensible se produce por una alteración de la barrera cutánea. La capa superior de la piel es incapaz de retener la humedad, lo que contribuye a la pérdida de agua transepidérmica. Hasta que no se mejore la barrera, la sensibilidad continuará”.


Entonces, ¿qué productos puedes utilizar para evitar que tu piel se sienta y se vea imperfecta? Tenemos seis productos que funcionan con tu tipo de piel.


1. Agua micelar

El agua micelar es una forma suave y fácil de limpiar. Solo tienes que utilizar dos bolas o almohadillas de algodón, empaparlas de agua micelar y luego deslizarlas ligeramente por el rostro. Eliminarás fácilmente la suciedad, el aceite y el sudor sin usar mucha presión. Garnier SkinActive Micellar Cleansing Water All-in-1 Makeup Remover & Cleanser es una forma sencilla y delicada de usar agua micelar que no irritará tu piel sensible. Utilízala por la mañana y por la noche para limpiar la piel y refrescar el cutis sin necesidad de enjuagar ni frotar con fuerza.


2. Toallitas micelares

El poder limpiador y desmaquillante todo en 1 del agua micelar ahora está disponible en el formato de toallitas ultrasuaves. Están especialmente formuladas con fibras de seda para una limpieza extra suave que facilita el desmaquillado. Como un imán, las micelas de estas toallitas desmaquillantes capturan y arrastran la suciedad, el aceite y el maquillaje sin restregar de forma intensa, para dejar una sensación de piel limpia y suave.


3. Limpiador sin sulfatos

Los limpiadores que se enjuagan pueden resecar la piel, pero, con los ingredientes adecuados, puedes lavarte la cara sin irritarla. Garnier SkinActive The Gentle Sulfate Free Cleanser elimina eficazmente el maquillaje del rostro, las impurezas y el exceso de oleosidad sin resecarlo. Está formulado sin sulfatos, sin alcohol, sin colorantes, sin perfume y sin parabenos, para una limpieza potente pero suave con la piel. La loción espumante rica en glicerina suaviza mientras limpia. Empieza o termina tu día (¡o ambos!) con este limpiador suave.


4. Toallitas limpiadoras para piel sensible

¿Crees que las toallitas limpiadoras son demasiado duras para ti? Busca las que están formuladas específicamente para piel sensible. Garnier SkinActive Clean+ Soothing Makeup Removing Cleansing Towelettes eliminan suavemente las impurezas, el maquillaje e incluso el rímel resistente al agua. La fórmula con extracto de planta calmante y vitamina E alivia y reconforta la piel. Utiliza estas toallitas cuando estés de viaje o necesites refrescar tu piel mientras estás fuera de casa. Harán que tu piel quede limpia y reconfortante sin que se sienta tensa o se vea escamosa.


5. Loción sin perfume y sin alcohol

La hidratación es clave para todos los tipos de piel, pero, para la piel sensible, es importante prestar atención a la lista de ingredientes. Los productos sin perfume ni alcohol son especialmente adecuados para la piel sensible. Garnier SkinActive Moisture Rescue Actively Hydrating Daily Lotion Fragrance-Free SPF 15 tiene una fórmula no comedogénica y de hidratación profunda con glicerina. Ayuda a fortalecer la barrera de la piel para protegerla contra la pérdida de humedad y ayuda a que la piel se sienta hidratada durante todo el día. Utiliza este producto por la mañana después de la limpieza para hidratar y proteger tu piel para el día que empieza.


6. Exfoliante suave

Los exfoliantes son excelentes para todos los tipos de piel, pero, si tu piel es muy sensible, quizá tiendas a evitar los exfoliantes porque crees que dañarán tu piel o te provocarán brotes. Sin embargo, hay dos formas sencillas de exfoliar la piel incluso si tienes la piel sensible. Una forma sencilla es utilizar una toalla y masajear tu limpiador favorito en la piel con movimientos circulares. El movimiento aflojará tu piel y hará que te desprendas de las células muertas. Solo asegúrate de usar una toalla nueva cada vez, ya que la grasa y el sebo pueden quedar atrapados en la toalla, lo que puede hacer que tu piel se rompa.


Otra forma fácil de exfoliarte es utilizar un exfoliante suave especialmente formulado para piel sensible. Ingredientes como la harina de arroz o la avena pueden exfoliar tu piel sin irritarla ni provocar brotes. Asegúrate de que el producto está especialmente formulado para piel sensible y presta atención a cómo reacciona tu piel. Si no hay enrojecimiento ni irritación, conserva el producto.


Consejos adicionales para la piel sensible


1. Usa FPS todos los días

La piel sensible, al igual que todos los tipos de piel, necesita protección del sol. Utiliza una crema hidratante con FPS a diario para proteger tu piel de los daños y la irritación por la exposición al sol. Busca productos no comedogénicos y sin perfume, con menos probabilidades de irritar tu piel. Hay muchos protectores solares y cremas hidratantes con FPS formulados específicamente para piel sensible. Opta por un FPS de amplio espectro con FPS 15 o superior en función del tiempo que pases al aire libre y de la blancura de tu piel. Prevén el envejecimiento prematuro y las posibles irritaciones provocadas por el sol con el protector solar adecuado, que debes utilizar a diario, aunque esté nublado.


2. Mantén la calma

¿Te gusta salpicar tu piel con agua bien caliente? Tal vez debas reducir la temperatura si tienes la piel sensible. “Cuando te limpies, evita las temperaturas extremas, ya que la fricción puede estimular una respuesta inflamatoria”, dice la Dra. Madfes. Utiliza agua tibia para limpiar tu rostro. Es mucho menos probable que esta temperatura provoque enrojecimiento e irritación en tu piel. Proteger la piel de los elementos también ayuda a evitar los saltos extremos de temperatura. En invierno, trata de proteger tu piel del frío extremo y también nutrirla para que no se ponga escamosa. En verano, evita la exposición al sol y el sobrecalentamiento de la piel, ya que podría irritarse.


Con los productos y las técnicas de cuidado de la piel adecuados, tu piel sensible no se irritará y tendrá un aspecto óptimo. Encuentra el régimen adecuado para ti y evita las temperaturas extremas: los resultados se verán en tu piel.


Productos relacionados