10 hechos que no conocías sobre tu piel

Puede que sepas mucho sobre el cuidado de tu piel, pero ¿cuánto sabes realmente sobre este órgano? Hoy vamos a sorprenderte con algunos datos que quizá no conocías sobre tu piel. ¡Algunos de estos datos te sorprenderán de verdad!


1. Es el órgano más grande del cuerpo

La piel abarca unos 2 metros cuadrados, lo que la hace mucho más grande que el segundo órgano más grande, el hígado.


2. Se empieza a envejecer a los 20 años

Si asocias envejecer con tener 40 o 50 años, tenemos malas noticias para ti. Una vez cumplidos los 25 años, los niveles de colágeno de tu cuerpo pueden empezar a reducirse lentamente, lo que puede hacer que tu piel comience a ponerse flácida y que aparezcan líneas de expresión. Los antioxidantes como la vitamina C pueden ayudar a mantener una piel joven y de aspecto saludable.


3. Dormir puede provocar arrugas

Dormir es bueno para ti: ayuda a tu cuerpo a repararse y reconstruirse. Sin embargo, si duermes de lado o boca abajo, podrías estar ejerciendo presión sobre tu cara, lo que puede contribuir a la aparición de arrugas.


4. Tu piel tiene tres capas

Siempre hablamos de la piel como si fuera una sola capa, pero está formada por tres: la epidermis, la dermis y la hipodermis.


5. La piel ayuda a regular la temperatura

La piel puede regular la temperatura a través del flujo sanguíneo. Cuando los vasos sanguíneos se dilatan, la piel permite la pérdida de calor; cuando los vasos se contraen, ayuda a retener el calor.


6. Pueden aparecer manchas oscuras en la piel

Es extremadamente importante usar un FPS 15 de amplio espectro o superior a partir de la adolescencia y durante los 20. Las manchas solares pueden aparecer rápidamente en la piel y aumentar con una mayor exposición al sol, lo que hace que sean aún más difíciles de eliminar.


7. Desprendemos miles de células de la piel por minuto

La increíble cifra es de 30,000 a 40,000 por minuto. ¡Vaya!


8. Tu piel tiene distintos niveles de grosor

Los párpados tienen la piel más fina, mientras que las palmas de las manos y las plantas de los pies son las más gruesas.


9. Puedes cambiar de tipo de piel

Incluso si tuviste exactamente el mismo tipo de piel toda tu vida, cosas como el desequilibrio hormonal, el cambio climático y la edad pueden hacer que tu piel pase de un tipo a otro.


10. La genética no determina el envejecimiento de la piel

Mucha gente atribuye la rapidez con la que envejece su piel a la genética, pero resulta que los factores externos desempeñan un papel enorme en el envejecimiento de la piel. La exposición al sol puede ser la causa de casi el 90 por ciento del envejecimiento prematuro, y otros factores, como la contaminación y el tabaquismo, pueden influir en la rapidez con que envejece la piel.